Cultura

La luz abandonó a Norman Salas

El pintor impresionista venezolano, bautizado como "El intérprete de la luz", falleció el pasado 4 de mayo

Redacción Central |

El pintor impresionista venezolano, bautizado como «El intérprete de la luz», falleció el pasado 4 de mayo

Amante de los paisajes de su Venezuela natal, gran maestro de la luz y, por tanto, del color, el pintor Norman Salas falleció el pasado 4 de mayo dejando como legado una gran obra impresionista.

El artista, que tenía al morir 86 años, prefería la música y la escultura como inspiraciones. De estos motivos partieron sus juegos con la figura y el color que le condujeron, poco a poco, hacia la belleza de los paisajes naturales de su tierra. De esta vertiente se recuerdan «El Ávila» y «La Colonia Trovar».

Realiza sus primeros estudios junto a su tío y también profesor Tito Salas a la edad de 10 años. Luego comenzaría en una escuela en Santa Isabel Hugría en Sevilla, España. En esta nación también desarrolló una gran obra paisajística.

Salas también fue un artista muy querido por sus coterráneos, quienes le admiraron –y admiran- por su sencillez, alegría, nobleza y, por supuesto, su obra.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-TeleSur)

también te puede interesar