Cultura

«Haití 12 de enero”, el recuerdo desde el arte brasileño

Con el estreno de este documental en cuatro salas del país, los brasileños ofrecen su mirada sobre la tragedia que vive la nación más pobre del mundo tras el terremoto que la afectó hace dos años

Redacción Central |

Con el estreno de este documental en cuatro salas del país, los brasileños ofrecen su mirada sobre la tragedia que vive la nación más pobre del mundo tras el terremoto que la afectó hace dos años

«Haití 12 de enero» es el título de un documental realizado de manera independiente por el director Cleonildo Cruz y donde se registra, con mirada optimista, la reconstrucción del país caribeño tras el terremoto que lo sacudiera hace exactamente dos años. Su estreno ocurre en cuatro salas del gigante sudamericano.

«No quiero que el espectador se quede con una visión solo humanitaria. Quiero que perciba que el país puede ser reconstruido. Creo en la reconstrucción, que se tiene que dar por los propios haitianos», cita la agencia EFE las declaraciones del realizador previo a la exhibición simultánea en las ciudades João Pessoa, de Paraíba; Fortaleza, de Ceará; Salvador, de Bahía; y Porto Alegre, de Río Grande do Sul.

El material audiovisual logra más de una docena de testimonios de habitantes haitianos y extranjeros que trabajan en ese territorio, incluyendo a militares de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), fuerza desplegada en 2004 y liderada por Brasil.

A propósito de esta organización, la cinta viaja al pasado para explicar a los espectadores qué es la MINUSTAH y cuál es su trabajo en las barriadas más violentas de la capital Puerto Príncipe antes del sismo.

Para ello recurre a secuencias de intensos tiroteos entre los militares y las bandas, que fueron filmadas por un periodista haitiano entre 2005 y 2006.

Tras el estreno, su director anunció que, para el mes de febrero, proyectará el largometraje en algunas favelas de Río de Janeiro y en Haití. En el caso de este último escenario, se realizará en el barrio de Belair, de Puerto Príncipe, gracias al apoyo de una organización no gubernamental brasileña.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-EFE)

también te puede interesar