Cultura

Organizan Festival musical en Ibiza para proyectos solidarios en Nicaragua

Toda la recaudación será dedicada a ese fin

Redacción Central |

Toda la recaudación será dedicada a ese fin

Una organización cooperante de Ibiza organiza un festival musical en Cala de Bou para financiar proyectos solidarios en Nicaragua y siete grupos ibicencos colaboran desinteresadamente.

Vicky Arribas, auxiliar de enfermería y vecina de Cala de Bou, pasó el año pasado 11 meses en Nicaragua gracias a un programa de intercambio de la Unión Europea.

Durante ese tiempo trabajó como voluntaria en la Casa Materna, un centro de acogida para mujeres con embarazos de riesgo situado en San Carlos, la capital del departamento de Río San Juan. En la Casa Materna ofrecía charlas a las futuras madres para enseñarles a identificar posibles señales de alarma durante la gestación, pero también se desplazaba a otras ciudades para impartir cursos de inglés y de primeros auxilios entre los jóvenes.

Después de un año allí desvincularse no es fácil y cuando Solígnia Pérez, la que era su jefa en la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua, le explicó que no tenían subvenciones para acometer las mejoras necesarias, Vicky decidió ponerse en marcha.

Movilizó a su amiga María Hormigo, a parientes y conocidos y decidió organizar en su barrio un concierto con el que recaudar fondos para Río San Juan. «Se nos fue de las manos y lo que iba a ser un concierto ha acabado convirtiéndose en un festival», explicaba ayer en el parque infantil de Cala de Bou mientras Marian Pellegrino y su banda tocaban ante más de un centenar de personas.

La hermana de Vicky toca con Marian y ella le ayudó a contactar con otros grupos de la isla que colaboraron de forma desinteresada en este proyecto. Sequoia, Podenco Gripao, Señor Búho, Marian Pellegrino, Black Waters, Methead y Croissant Dolls se encargaron de atraer con su música a cientos de personas que pagaban cinco euros por un plato de carne asada y compraban porciones de pastel para ayudar a la causa de Vicky.

Con lo recaudado habrá que escoger y dar prioridad a algunos proyectos, porque el trabajo por hacer es mucho. «Queremos financiar cursos de agricultura ecológica a través de la UNAG y también comprar plantas para reforestar áreas degradadas. La Casa Materna tiene el tejado de zinc y en su interior se alcanzan los 45 grados, hay que adquirir ventiladores y también deseamos ofrecer un subsidio a las dos mujeres nicaragüenses que actualmente trabajan en este centro doce horas diarias sin cobrar nada», señaló Vicky.

Hay otros objetivos, como organizar talleres y concursos para los jóvenes del Instituto San Carlos Borremeo como forma de luchar contra el abandono escolar, que en esta zona es norma.

«Queremos conceder algunas becas porque hay muchas chicas que a los 15 años ya tienen un par de hijos y no pueden seguir estudiando. También nos gustaría becar a un par de estudiantes para que puedan salir de allí y cursar estudios universitarios en Managua o León», sueña en voz alta la cooperante, consciente de que la recaudación del festival no alcanzará para cubrir sus expectativas y habrá que decidir a qué se destina el dinero procedente de Ibiza.

Cualquier ayuda es bien recibida y por eso las organizadoras se mostraron muy agradecidas con los músicos y con todas las personas que pasaron por Cala de Bou durante las diez horas de festival en directo.

también te puede interesar