Cultura

Umberto Eco publica nueva novela

El escritor italiano de 80 años analiza en su última obra su experiencia como ensayista y narrador

Novelista - Umberto Eco
Umberto Eco se describe a sí mismo como "un novelista muy joven, ciertamente prometedor, que hasta el momento ha publicado unas cuantas novelas y que publicará muchas más en los próximos cincuenta años", según publica en su nuevo libro, "Confesiones de un joven novelista", en el que reflexiona cómo pasó de ensayista a novelista. | otrastardes.com

Redacción Central |

El escritor italiano de 80 años analiza en su última obra su experiencia como ensayista y narrador

Umberto Eco se describe a sí mismo como «un novelista muy joven, ciertamente prometedor, que hasta el momento ha publicado unas cuantas novelas y que publicará muchas más en los próximos cincuenta años», según publica en su nuevo libro, «Confesiones de un joven novelista», en el que reflexiona cómo pasó de ensayista a novelista.

Publicado por Lumen, «Confesiones de un joven novelista» reflexiona sobre su forma de escribir.»Prestaré más atención a la ficción que a los ensayos -dice-, porque, aunque me considero académico de profesión, como novelista no soy más que un aficionado», subraya Eco, que debutó como novelista con «El nombre de la rosa», en 1980, señaló Efe.

Aquella novela le abrió la fama al gran público; un éxito internacional, que luego crearía escuela en otros autores al mezclar hechos históricos con la intriga y el misterio.

Entre algunas de sus reflexiones, el autor de «El péndulo de Foucault» sostiene que, cuando llegó a la cincuentena, no se sintió, «como les pasa a muchos alumnos», escribe, frustrado por el hecho de que su escritura no fuera «creativa».

«Nunca he entendido por qué a Homero se le considera un escritor creativo y a Platón no. ¿Por qué un mal poeta es un escritor creativo y un buen ensayista creativo no lo es?», precisa en entrevista con Efe.

Según el semiólogo, «los escritores creativos piden a sus lectores que traten de encontrar una solución». Por ese motivo, Eco cuenta que, en las charlas que ofreció tras la publicación de «El nombre de la rosa», explicaba que un novelista puede decir cosas que no puede decir un filósofo.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar