Cultura

Cuba y País Vasco lideran el verso improvisado

El fenómeno poético se expande también fuera de esas fronteras literarias llegando hasta Italia, Serbia o Suiza.

Décima y el Verso Improvisado
En su condición de director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, proyecto cultural con más de una década de existencia en la isla caribeña, Paz dialogó con PL acerca de las particularidades de la poesía oral en ese entorno geopolítico. | Internet

Redacción Central |

El fenómeno poético se expande también fuera de esas fronteras literarias llegando hasta Italia, Serbia o Suiza.

El verso improvisado es una manifestación con total difusión en el ámbito iberoamericano y otras regiones, pero Cuba y el País Vasco, en España, son hoy territorios de referencia, aseguró el poeta Luis Paz a la agencia Prensa Latina.

En su condición de director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, proyecto cultural con más de una década de existencia en la isla caribeña, Paz dialogó con PL acerca de las particularidades de la poesía oral en ese entorno geopolítico.

Añadió que el fenómeno poético se expande también fuera de esas fronteras literarias, como pueden ser los casos de Italia, Serbia y Suiza.

En la mayor de las Antillas campea a sus anchas la décima espinela, cuyas primeras expresiones datan del siglo XVIII hasta llegar a convertirse en la estrofa nacional por excelencia, mientras en el País Vasco español emplean una versificación casi carente de rima, indicó el vate cubano.

El Centro Iberoamericano coordina su labor además con juglares repentistas de Venezuela, -esencialmente en isla Margarita,- Puerto Rico, Colombia, México y España, en este último caso con más arraigo en Andalucía, las Islas Canarias, Málaga y Murcia.

Entre las instituciones que colaboran con el proyecto cultural cubano, el directivo destacó varios ayuntamientos canarios como los de Tuineje, Breña Alta y Tirajafe, en México el de San Luis Potosí y en la península Ibérica la Asociación de Troveros José M. Marín, de Murcia, y el Genil, de Málaga.

En el caso de Puerto Rico, Paz explicó que en la formación de niños y adolescentes como repentistas emplean la metodología de origen cubano, aunque allí cultivan la decimilla, con versos sexasílabos.

Acerca de las formas estróficas adoptadas por esta poética en cada país o región, insistió en que pueden resultar tan variadas como los entornos culturales que las inspiran.

En Canarias cantan la décima de una forma bastante parecida a Cuba, en Chile lo hacen por medio la cuarteta o copla, con aires de cueca, mientras en Argentina y Uruguay los payadores reflejan la cercana influencia del tango, ejemplificó.

(Redaccion Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar