Cultura

Festival de San Sebastián premió al cine latinoamericano

El realizador chileno Raúl Ruiz obtuvo este sábado la Concha de Plata al mejor director del certamen por su filme Misterios de Lisboa.

Raúl Ruiz
El realizador chileno Raúl Ruiz obtuvo la Concha de Plata al mejor director por su filme Misterios de Lisboa. | Internet

Redacción Central |

El realizador chileno Raúl Ruiz obtuvo este sábado la Concha de Plata al mejor director del certamen por su filme Misterios de Lisboa.

Latinoamérica conquistó varios de los premios de la 58 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde la cinta británica Neds, de Peter Mullan, se alzó con la Concha de Oro, máximo galardón.

El realizador chileno Raúl Ruiz obtuvo este sábado la Concha de Plata al mejor director del certamen donostiarra por su filme Misterios de Lisboa, una producción portuguesa que tendrá su versión para televisión.

La cinta de Ruiz, una historia de aventuras, pasiones y venganza ambientada en el siglo XIX, se perfilaba junto a Pa Negre, del español Agustí Villalonga, como una de las favoritas para llevarse la Concha de Oro, pero al final esas quinielas fallaron.

Críticos, periodistas y aficionados apostaron todas sus cartas por uno de esos dos largometrajes, en un festival que para la mayoría de la prensa especializada decepcionó por las escasas obras merecedoras de reconocimiento.

Por su parte, la película mexicana Abel, opera prima del popular actor Diego Luna, ganó el máximo laurel de la sección Horizontes Latinos de esta trascendental muestra del séptimo arte del País Vasco.

Protagonizada por Christopher y Gerardo Ruiz-Esparza, Abel -narra la historia de un niño recién salido de un centro de salud mental que ocupa la figura de su padre ausente- recibió también el Premio de la Juventud.

La producción cinematográfica de Luna fue la encargada de abrir Horizontes Latinos el pasado día 17, cuando comenzó el Donostia Zinemaldia, y siempre estuvo entre las preferidas de la crítica y el público.

Rivalizó con otros 11 filmes latinoamericanos que fueron sometidos a la valoración de un jurado presidido por el cineasta ecuatoriano Sebastián Cordero.

Dentro de la propia sección, A tiro de piedra, del también mexicano Sebastián Hiriart y protagonizada por Jacinto Medina, obtuvo una mención especial por la historia de un pastor del norte del país que comienza un largo viaje para romper con su aburrida vida.

El premio Nuevos Directores, también fuera de la sección oficial, correspondió a Los colores de la montaña, una coproducción de Colombia y Panamá dirigida por Carlos César Arbeláez. En ese mismo apartado hubo menciones especiales para el uruguayo Federico Veiroj, por La vida útil, y para Mikel Munch-Fals, por la cinta danesa Nothing s all bad.

La cosecha latinoamericana se extendió al IX Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine, uno de cuyos galardones fue para Los minutos, las horas, de Janaína Marqués, una producción de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba.

Los otros recayeron en Ambiente Familiar, de Carlos Leiva (Chile) y How to pick berries, de Elina Talvensaari (Finlandia).

América Latina completó su agosto con los siguientes laureles:

-Premio Cine en Construcción de la industria: Entre la noche y el día, de Bernando Arellano (México).

-Premio Cine en Construcción de Casa de América: Asalto al cine, de Iría Gómez Concheiro. (México).

-Premio TVE Otra Mirada: Cerro Bayo, de Victoria Galardi (Argentina).

Además de ser la gran triunfadora de la muestra vasca, donde se llevó el premio al mejor filme, la británica Neds se hizo con la Concha de Plata al mejor actor, Connor McCarron, por una historia social en el Glasgow de los años setenta.

El de interpretación femenina recayó en la española Nora Navas, por su papel en el drama de la posguerra Pa negre, de Villaronga.

también te puede interesar