Cultura

Vuelve el misterio sobre el enterramiento del poeta español Federico García Lorca

Investigadores afirman que no está enterrado en la tumba de Granada, donde siempre se dijo que reposaba

Excavación
Culmina la excavación en busca de los restos del poeta sin que se haya localizado ningún resto humano y con evidencias científicas de que nunca hubo enterramientos en esa zona. | Reuters

Redacción Central |

Investigadores afirman que no está enterrado en la tumba de Granada, donde siempre se dijo que reposaba

Un estudio científico divulgado el viernes desmintió la teoría histórica comúnmente aceptada sobre el paradero del cuerpo de Federico García Lorca y envolvió en un halo de misterio la muerte del poeta español.

Hasta ahora, los historiadores creían mayoritariamente que Lorca fue fusilado en 1936 por las tropas del general Francisco Franco y enterrado junto a otras tres personas en una fosa común en Alfacar, cerca de su Granada natal.

Después de dos meses de minucioso y exhaustivo trabajo arqueológico en la zona, el gobierno regional de Andalucía reconoció que en el parque de Alfacar no hay nada: ni un solo resto humano, ni ropa ni siquiera un casquillo de bala.

Hemos situado la historia con los argumentos de la ciencia y no de la especulación, dijo la consejera de Justicia andaluza, Begoña Alvarez. Tenemos la evidencia científica de que nunca hubo enterramientos en la zona.

La pregunta sigue en el aire más de 70 años después. ¿Dónde está Federico García Lorca? Algunos historiadores dicen que el poeta sí está enterrado en Alfacar, pero quizá en otro punto.

Una vieja teoría sostiene que la familia de Lorca desenterró el cadáver días después del fusilamiento en Alfacar y lo trasladó a una casa familiar prometiendo guardar el secreto para siempre. Más recientemente, un nuevo libro apunta que milicias franquistas exhumaron el cuerpo y lo enterraron en un lugar desconocido para ocultar lo sucedido.

Icono de la Generación del 27 y autor de obras como Poeta en Nueva York y La casa de Bernarda Alba, las trágicas circunstancias que rodearon su muerte convirtieron a Lorca en un símbolo de las miles de víctimas del franquismo durante la guerra civil española (1936-1939) y la dictadura.

también te puede interesar