Cultura

Les Luthiers distinguidos por 40 años de humor al arte

Fueron condecorados por el gobierno de España, en tributo a sus 40 años con el arte de hacer reír

Les Luthiers
Los músicos y humoristas argentinos de "Les Luthiers" (I a D) Carlos Nunez Cortes, Carlos Lopez Puccio, Jorge Maronna, and Daniel Rabinovich sonríen tras ser condecorados por la vicepresidenta española María Teresa Fernandez de la Vega con la orden "Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica" el 8 de agosto de 2007 en Buenos Aires. | AFP

Redacción Central |

Fueron condecorados por el gobierno de España, en tributo a sus 40 años con el arte de hacer reír

Pero Marcos Mundstock, el locutor del grupo, no pudo con su genio y en el momento de agradecer la distinción, en el Teatro Avenida de Buenos Aires, dijo con su voz grave y refinada que, en retribución, «el año que viene vamos a condecorar a los reyes de España con Los Premios Mastropiero .

Una carcajada brotó espontánea y festejó la broma en la platea de la tradicional sala dedicada al arte de España en Buenos Aires, al aludir Mundstock al título del último espectáculo del grupo.

Los Premios… es una imitación burlesca de las rutinarias transmisiones de televisión en la que se entregan a los artistas estatuillas u otros objetos para distinguir a los mejores de un ciclo o de una temporada.

Ni siquiera la vicepresidenta del gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, que les trajo la condecoración, pudo evitar la risa al romperse la acartonada etiqueta del acto, como corresponde, por los miembros de un conjunto de instrumentos informales que siempre supieron parodiar la solemnidad.

Por ejemplo, en la famosa aria Voglio entrare por la finestra , el príncipe trepa por una escalera para llegar hasta el balcón de su amada, la princesa, con el propósito de «cantarle y solamente eso».

«Pero a medida que subía la escala, el príncipe pensaba menos en cantarle y más… en solamente eso», decía Mundstock en la celebrada aria de los años 70, en la que se burlaban de la música operística, uno de sus ejes temáticos históricos.

Así fue como crearon al personaje Johan Sebastian Mastropiero, protagonista central de los espectáculos con sus disparatadas creaciones, mezcla de humor al estilo de los Hermanos Marx, Jerry Lewis y Peter Sellers.

Sin embargo, Les Luthiers lograron cultivar una personalidad propia con sus impecables trajes de esmoquin y moñito negros que no han abandonado en cuatro décadas.

A Mundstock lo acompañan Jorge Maronna, Carlos Núñez Cortés, Carlos López Puccio y Daniel Rabinovich, todos ellos músicos, compositores, actores y copartícipes en la gestación de los espectáculos, en los que colaboraba el recién fallecido escritor e historietista argentino Roberto Fontanarrosa.

Una de sus funciones inolvidables fue en 1980 en la Avery Fisher Hall del Lincoln Center de Nueva York, el 2 de noviembre de 1980, con un espectáculo traducido íntegramente al inglés.

Al respecto, la prensa le preguntó si habían tenido miedo y Mundstock respondió, con ironía, que sí, que el tránsito de Nueva York le daba mucho miedo, y Rabinovich que a él, en cambio, le daba miedo el Metro.

Otra vez les preguntaron si se atreverían a tocar en el Teatro Colón (sala tradicional de la lírica) o en la cancha de Boca Juniors, y Núñez Cortés contestó que él se animaría «en el Colón sólo por una cuestión de acústica» y Mundstock agregó que «actuaría en la Boca y en la cancha de Colón … el equipo de fútbol de la ciudad de Santa Fe».

Pero Les Luthiers también llegaron al Colón, en 1986, cuando interpretaron célebres composiciones como el Concerto Grosso alla rustica , el Concierto de Mokstroff y la zarzuela náutica Las majas del bergantín .

Otras obras que impactaron a través de los años fueron Luthierías , Viegésimo aniversario , El reír de los cantares y Les Luthiers hacen muchas gracias de nada».

En 1991, se publicó el primer libro con la historia del conjunto, titulado Les Luthiers de la L a la S , del periodista y escritor colombiano Daniel Samper Pizano.

Las naciones de Latinoamérica, Estados Unidos y otras de Europa son blanco de sus giras, pero en España hay una relación especial construida casi desde el nacimiento del grupo.

A partir de octubre próximo, la agrupación actuará en Castellón, Xativa, Murcia, Elche y El Ejido, entre las decenas de ciudades españolas donde se convirtieron en un clásico esperado con ansiedad por el público cada año.

también te puede interesar