Ciencia y Tecnología

El azúcar y los meteoritos

Para muchos científicos aparece un descubrimiento significativo y toda una novedad

meteoritos
Meteorito |

Oliverio Celaya |

El azúcar constituye un producto que tiene muchas aristas por donde tomarlo, y aparece en diferentes estudios sobre todo de alimentación, sin embargo ahora la novedad tiene vínculos con la astronomía y en particular con los meteoritos.

De ahí que Jason Dworkin, investigador del Centro Goddard de la NASA, es uno de los autores de un nuevo estudio que confirma algo sin precedentes: el hallazgo en meteoritos de azúcares esenciales para la vida.

El descubrimiento respalda la hipótesis de que reacciones químicas en los asteroides, de los que se originan muchos meteoritos, pueden generar algunos de los ingredientes clave para la vida.

Si la hipótesis es correcta, el bombardeo de meteoritos en la antigua Tierra pudo haber contribuido al origen de la vida con un suministro de componentes básicos.

Los científicos descubrieron ribosa y otros azúcares esenciales, incluyendo arabinosa y zilosa, en dos meteoritos ricos en carbono llamados NWA 801 y Murchison.

El ARN cumple la función de molécula mensajera copiando las instrucciones genéticas de la molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) y entregándolas a las fábricas moleculares dentro de la célula llamadas ribosomas, que leen el ARN para elaborar proteínas.

«Otros componentes importantes de la vida se habían ya encontrado en meteoritos, incluyendo los aminoácidos (componentes de las proteínas) y las nucleobases (componentes de ADN y ARN)», señaló Yoshihiro Furukawa, investigador de la Universidad de Tohoku, Japón, y autor principal del estudio.

«Pero los azúcares eran la pieza que faltaba entre los principales componentes básicos de la vida», señaló.

«La investigación proporciona la primera evidencia directa de ribosa en el espacio y la llegada de ese azúcar a la Tierra. El azúcar extraterrestre podría haber contribuido a la formación de ARN en la Tierra prebiótica que posiblemente condujo al origen de la vida», señaló la NASA en un comunicado.

Los investigadores descubrieron los azúcares analizando muestras en polvo de meteoritos utilizando la técnica de espectrometría de masas por cromatografía de gases, que identifica moléculas por su masa y carga eléctrica.

La abundancia de ribosa y otros azúcares iba de 2,3 a 11 partes por mil millones en NWA 801, y de 6,7 a 180 partes por mil millones en Murchison.

Los científicos también consideraron la posibilidad de que los azúcares en los meteoritos simplemente fueran producto de la contaminación con la vida en la Tierra.

Pero aseguran que la variedad de carbono en el azúcar extraterrestre es distinta a la que se halla en la biología terrestre.

El nuevo estudio, que fue publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos o PNAS, respalda la posibilidad de que el ARN coordinó la maquinaria de la vida antes que el ADN.

De cualquier manera, estamos en presencia de toda una novedad que sin lugar a dudas tendrá muchos detalles sobresalientes en un futuro inmediato.
mem/rfc

también te puede interesar