Ciencia y Tecnología

Tragedia de Pompeya se repite

La erupción del Volcán de Fuego de Guatemala es similar a la explosión piroclástica que ocurrió en la ciudad romana

La ciudad romana de Pompeya
La ciudad romana de Pompeya |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La ciudad romana de Pompeya era resplandeciente y próspera hasta el 24 de agosto del año 79, cuando el monte Vesubio entró en erupción.

La erupción del Vesubio fue tan violenta que, en apenas 24 horas, la urbe quedó sepultada bajo una capa de tefra o piroclastos (cenizas y piedras) de hasta tres metros de grosor.

Los flujos piroclásticos que descendieron de los flancos del Vesubio a altas velocidades arrasaron las edificaciones y asfixiaron y carbonizaron a las víctimas. Se calcula que murieron al menos 16 mil personas.

Actualmente, la erupción del Volcán de Fuego de Guatemala recuerda lo que pasó en aquel entonces.

Expertos consideran que la potente erupción del coloso más activo de la nación centroamericana, que ha dejado más de 60 muertos y más de 1,7 millones de afectados, es similar a la explosión piroclástica que ocurrió en Pompeya.

Tragedia de Pompeya se repite

En declaraciones a la BBC, David Rothery, vulcanólogo de la Open University, en Inglaterra, explica que la principal causa de muerte no han sido los ríos de lava, sino las explosiones o flujos piroclásticos.

Precisa que este fenómeno se produce cuando estallan violentamente fragmentos de rocas y gases volcánicos ardientes que son demasiado densos para convertirse en columnas de cenizas.

Es una cascada que corre por la ladera del volcán. Si el flujo piroclástico te atrapa, quedarás terriblemente quemado o -aún más probable- morirás, advierte.

Según el especialista británico, este flujo piroclástico es altamente mortal porque puede alcanzar altas temperaturas y velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora, arrasando todo lo que encuentra a su paso.

Avanza más rápido y llega más lejos que la lava. Las explosiones piroclásticas son bien conocidas en Indonesia, Bali y Filipinas. Y habían ocurrido anteriormente en el Volcán de Fuego, añade.

Tragedia de Pompeya se repite

Considera que las abundantes lluvias que se producen en esta época del año en Guatemala pueden desencadenar una gran tragedia al provocar también lahares, que son aludes de sedimentos volcánicos y agua de grandes dimensiones.

En ese sentido, afirma que cuando llueve sobre las cenizas se forma una mezcla con gran poder destructivo, y eso es precisamente lo que ocurrió en la localidad de Armero, Colombia, en 1985.

Los lahares son la principal amenaza en Guatemala por las cenizas que se han acumulado, señala.

Pompeya llamó la atención de los investigadores debido al descubrimiento de diversas figuras humanas y animales petrificadas en los restos de la ciudad.

Un estudio multidisciplinar de los investigadores Giuseppe Mastrolorenzo y Lucia Pappalardo, del Observatorio Vesubiano, y de los biólogos Pierpaolo Petrone y Fabio Guarino, de la Universidad Federico II de Nápoles, reveló que las víctimas habrían muerto de forma casi instantánea debido a la exposición a las altas temperaturas, de entre 300 y 600° centígrados, y su última posición quedó petrificada en el tiempo.

Tragedia de Pompeya se repite

Precisamente, en Guatemala los socorristas han confirmado que encontraron cuerpos cubiertos de cenizas que parecían estatuas.

El Volcán de Fuego, ubicado al sur de Acatenango, mide tres mil 763 metros de altura y está a 45 km de la capital de Guatemala.

En 1932, se registró su erupción más potente, lo cual provocó que cambiara su aspecto: la forma de su cúspide, que antes de esa fecha era aguda, se derrumbó por la emisión de gases, lava y cenizas. Se estima que su altura después de dicho hecho descendió alrededor de 80 metros.

Igualmente, cambió el cráter y se formó una cresta dentada. En el caso de la parte noreste se formó una brecha, por donde, hasta el momento, sigue corriendo la lava.

mem/ele

también te puede interesar