Ciencia y Tecnología

La computadora más pequeña del mundo

Es tan diminuta que podría necesitar gafas para verla

foto
Tecnología |

B. García |

Una verdad absoluta acerca del mundo de la tecnología es que tiende a ser cada vez más pequeña. Muchos de nosotros recordamos los primeros ordenadores de la historia: tremendas moles de cables y datos cuya capacidad era increíblemente más pequeña que la que tienen los actuales. Eso quiere decir que el tamaño nunca ha estado unido a la capacidad, al menos no en el campo tecnológico.

La Ley de Moore dice que estamos prácticamente en los límites de conseguir un nuevo desarrollo pero la realidad se impone y dice lo contrario. El 18 de marzo pasado, en el IBM Think 2018, un evento tecnológico donde “los problemas del mañana se encuentran con las mentes de hoy”, se presentó la computadora más pequeña de la historia, tanto que podría necesitar gafas para verla.

¿Cómo es? Pese a tener toda la apariencia de la más futurista de las tecnologías, solo cuesta unos centavos producirla. El minúsculo aparato alberga varios cientos de miles de transistores en un tamaño más pequeño que un grano de sal, pero tiene la potencia del chip x86, que es el que se encontraba en ordenadores de los años 80 y 90, según ZDNet.

Ahora mismo puede estar pensando que esa no es una gran capacidad, sobre todo si la comparamos con los ordenadores de hoy en día o incluso con algunos smartphones y un gran almacenaje, resolución y una gran potencia de procesamiento, pero hay que tener en cuenta su función: llevar la seguridad digital de la blockchain al mundo real.

¿Qué es blockchain? “Block” significa bloques y “Chain” cadena, así que blockchain es una cadena de bloques. Un sistema de seguridad formado por bloques alojados en una base de datos compartida. Esa es su principal característica y una de las razones de por qué es tan seguro. De hecho, hasta este momento, ningún ciberdelicuente ha podido hackearla.

Según un estudio realizado por IBM, el fraude llega a costarle a la economía mundial casi 700 mil millones de dólares al año. Escandaloso, ¿verdad? Todo es culpa de una complicada cadena de suministro que, al pasar de mano en mano, es fácil que en cualquier momento del proceso, se produzca el cambio y se introduzcan productos falsificados. Blockchain sirve para garantizar la seguridad de esta transacción. Y lo hace porque la cadena de bloques está descentralizada, es decir, para infectar con un virus y robar información, habría que ir infectando, uno a uno, todos los ordenadores conectados a la base de datos, lo cual es bastante imposible de hacer.

Puede que hayas oído hablar de blockchain a través de la criptomoneda como Bitcoin. Esta cibermoneda se caracteriza por ser descentralizada, es decir, que no está respaldada por ningún gobierno o banco central y carece de seguridad jurídica. Los bitcoin dependen de la tecnología para poder mantener sus transacciones seguras. Dichas transacciones no necesitan de intermediarios y el protocolo es código abierto.

¿Cómo funciona? La criptografia, que se encarga del estudio de los algoritmos, protocolos y sistemas que se utilizan para proteger la información y dotar de seguridad a las comunicaciones y a las entidades que se comunican, es un tipo de matemáticas que ayudan a mantener seguros los “bloques”. Los “bloques” son una red abierta de ordenadores individuales que tienen paquetes de huellas dactilares y que están visibles para todo el mundo, por eso necesitan un potente sistema de seguridad.

Actualmente, su uso es casi exclusivamente para las transacciones en línea. Cada una de estas transacciones tiene su huella dactilar propia pero si pudieras dar estas huellas a productos reales, podrías darle a la cadena de suministro el mismo tipo de seguridad hermética que tienen actualmente los binarios de Bitcoin. En realidad IBM ya empezó a utilizarlo en las cadenas de suministro de alimentos, pero este pequeño ordenador podría ser la recompensa de sus esfuerzos.

El ordenador más pequeño del mundo no está listo de momento pero según los ingenieros de IBM, los primeros modelos en ver la luz podrían hacerlo en los próximos 18 meses. Recuerda, cuando salgan al mercado, ¡procura tener a mano tus gafas de aumento!

Mel/Bga

también te puede interesar