Ciencia y Tecnología

¿Por qué son amarillos los lápices?

Todo comenzó a finales del siglo XIX, cuando la originalidad sobrepasó los límites de lo común

Lápices amarillos
Lápices amarillos |

B. García |

Al pensar en un lápiz de grafito se piensa inmediatamente en su forma alargada y su exclusivo color amarillo. Sin embargo, este color característico de los lápices según sus diferentes marcas no siempre estuvo, todo comenzó a finales del siglo XIX, cuando la originalidad sobrepasó los límites de lo común.

Antes de 1889, los lápices de la más alta calidad se dejaban como “pulidos naturales”. Los fabricantes usualmente pintaban sus lápices si buscaban ocultar imperfecciones en la madera. Los colores de pintura típicos eran oscuros: púrpura, rojo, marrón o negro.

Durante la misma época, los lápices de Hardtmuth eran los mejores del mundo pero tenían un problema, eran iguales que todos los demás. Por lo tanto, la compañía buscó la manera de cambiar esto y llamar la atención de su público. Así fue como surgió un lápiz de lujo fácil de reconocer por su color amarillo. Este lápiz se convirtió rápidamente en un artículo de estatus: todos querían uno.

En China, el amarillo había estado ligado durante mucho tiempo a la realeza. El legendario gobernante, considerado el progenitor de la civilización china, fue conocido como el Emperador Amarillo.

Siglos más tarde en la China Imperial solo a la familia real se le permitió llevar amarillo. Eventualmente, la sombra llegó a representar la felicidad, la gloria y la sabiduría.

Hardtmuth hizo uso de ese amarillo para comunicar los orígenes geográficos del grafito, mientras vinculaba su producto a las antiguas asociaciones chinas de la realeza y, por tanto, la superioridad.

Poco a poco la competencia empezó a imitar el color amarillo para usarlo en sus propios lápices. Aunque Hardtmuth fue el primero en producir lápices amarillos, Faber y Dixon Ticonderoga lo siguieron muy de cerca. Colorearon los suyos también de color amarillo y les dieron nombres orientales para sugerir que el grafito que contenían era igualmente bueno.

Actualmente, los lápices amarillos son un símbolo internacional que permite reconocer este simple utensilio en cualquier parte del mundo.

Mel/Bga

también te puede interesar