Ciencia y Tecnología

Watly, así se llama la revolución tecnológica móvil

Un equipo es capaz de proporcionar internet, agua potable y electricidad al mismo tiempo. Todavía en fase de pruebas, podría convertirse en una tecnología que revolucione e impacte en las naciones pobres de este mundo

Revolución tecnológica
Revolución tecnológica |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Hay proyectos de mejoría de la calidad de vida que son increíbles por sus prestaciones. Ese es el caso de Watly, un equipo creado en Barcelona, España, por el italiano Marco Attisani, para llevar agua potable, energía e internet a lugares remotos del planeta.

Si bien muchos de estos proyectos fracasan, el caso de Watly —que parece una casa en miniatura— parece avanzar y ya se encamina a su versión 3.0, que estaría lista en septiembre próximo.

Attisani, junto a un equipo de varias personas de diversas partes del mundo, trabaja en Watly desde 2013. Consideran su invento como el primer ordenador termodinámico que funciona con energía solar y sería capaz de proporcionar agua potable, electricidad e internet.

Luego de recaudar más de 22 millones de dólares en inversión desde 2013, Watly comenzó a funcionar el pasado año en Ghana en su versión 2.0.

El equipo ha estado operando desde 2015 en la pequeña villa de Abenta, en Ghana. Allí brinda agua potable, electricidad y conexión 3G a internet para 750 personas.

La compañía tiene planificada ya la versión 3.0 de Watly, que permitiría ofertar estos servicios a poblaciones de más de tres mil habitantes.

La versión 3.0 aumentaría sus dimensiones hasta los 40 metros de largo, 15 metros de ancho y tendría un peso cercano a las 15 toneladas.

Pero, ¿cómo funciona? Watly usa paneles fotovoltaicos en la parte superior de la estructura, capaces de generar hasta 70 kilowatts por día.

Esta energía también se usa para purificar aguas residuales o agua de mar, por medio de un proceso de destilación por compresión de vapor, el cual elimina patógenos, residuos de sal, metales pesados y compuestos inorgánicos. El sistema genera unos cinco mil litros de agua por día y su vida útil se estima en 15 años, con un mantenimiento mínimo.

En cuanto a la conexión a internet, sería vía satelital o con antenas a velocidades 3G o 4G. El radio de conectividad es de 500 metros a su alrededor.

Este proyecto espectacular no tiene garantía de éxito. Si bien ya se prueba en Ghana, falta mucho camino por recorrer para ver si es capaz de revolucionar al mundo. Ojalá lo logren, ¿no cree?
mem/ale

también te puede interesar