Ciencia y Tecnología

FAO advierte al Caribe contra severas sequías

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) llamó a los países de la subregión a implementar estrategias de enfrentamiento a sequías que serán cada vez más intensas y frecuentes a consecuencia del cambio climático

FAO advierte al Caribe contra severas sequías
FAO advierte al Caribe contra severas sequías |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Caribe, recuerda la Oficina Regional de la FAO para nuestra región en un estudio reciente, sufre episodios anuales de falta de lluvias que afectan la agricultura y la reposición natural de los recursos hídricos, generando además otros daños ecológicos como las sequías y la degradación de los suelos.

Esos y otros desastres naturales que ocurren con mayor frecuencia en el Caribe están relacionados con el cambio climático, agrega.

La vulnerabilidad a esos fenómenos se manifiesta en la pérdida anual de vidas humanas, al igual que económicas y financieras a causa de fuertes vientos, inundaciones y sequías.

Entre 1970 y 2000, el Caribe sufrió pérdidas directas e indirectas estimadas entre 700 millones y tres mil 300 millones de dólares debido a desastres naturales asociados con fenómenos meteorológicos y climáticos, ilustra.

De acuerdo con el estudio de la FAO, en los años en que aparece el fenómeno de El Niño, la subregión experimenta estaciones secas intensas y largas, aunque sus impactos son generalmente compensados por la siguiente temporada de lluvias (La Niña), pero estas terminan temprano, con el resultado de que son menores a las esperadas.

Siete de los 36 países con mayor escasez de agua del mundo son parte del Caribe: Barbados, Antigua y Barbuda y Saint Kitts y Nevis, ya que tienen menos de mil m3 de agua potable per cápita disponibles. Barbados figura entre los diez donde esa falta se agudiza.

La sequía puede afectar al sector agrícola de varias maneras: mediante la reducción de los rendimientos de los cultivos y de la productividad, o causando la muerte prematura de ganado y aves de corral, y los mayores afectados son los pequeños agricultores.

Este sector vive amenazado por la falta de precipitaciones, que altera sus medios de vida si sus cultivos son de secano, mientras que los bajos niveles de agua aumentan los costos de producción debido a que tienen que aumentar la irrigación.

Los pobres son los más vulnerables, insiste este nuevo estudio de la FAO, pues la sequía se asocia al aumento de precios de los alimentos. El agua desalinizada se vuelve una fuente de suministro de agua cada vez más importante en el Caribe, y representa hasta el 70 por ciento del suministro en Antigua y Barbuda, lo que afecta significativamente a la población de más bajos recursos.
mem/mau

también te puede interesar