Ciencia y Tecnología

El árbol más peligroso del mundo crece en América Latina

Todas las partes de la manzanilla de la muerte son extremadamente venenosas y la interacción o ingesta de cualquiera de ellas puede ser letal

Manzanilla de la muerte
Manzanilla de la muerte | BBC

LA VOZ DEL SANDINISMO |

A primera vista el ‘hippomane mancinella’ parece un árbol común y corriente, pero este ejemplar que puede alcanzar hasta 20 metros de altura, es muy dañino, de hecho está registrado en el Libro Guinness de los récords como el árbol más peligroso del mundo.

Un artículo de BBC Mundo, señala que la planta es nativa de Mesoamérica y las islas del mar Caribe, y crece en las costas desde Florida, Estados Unidos, hasta Colombia.

La publicación, que cita al Instituto de Ciencias de Alimentos y Agricultura de Florida, advierte que todas las partes del conocido como manzanilla de la muerte o manzanilla de playa son extremadamente venenosas y la interacción o ingesta de cualquiera de ellas puede ser letal.

Manzanilla de la muerte

Manzanilla de la muerte

Subraya que su savia lechosa contiene el potente irritante de forbol por lo que con solo rozarlo al pasar, la piel puede quedar horriblemente escaldada.

El texto refiere que refugiarse bajo sus ramas durante una lluvia tropical también puede ser desastroso, pues hasta la savia diluida puede causar una erupción cutánea extrema.

Incluso, quemarlo es mala idea pues el humo puede cegar temporalmente y causar serios problemas respiratorios.

Sin embargo, el mayor peligro está en comer sus dulces frutas parecidas a la manzana, ya que pueden causar vómitos y diarrea tan severos que deshidratan el cuerpo hasta el punto de no retorno.

El Instituto de Ciencias de Alimentos y Agricultura de Florida aclara que no obstante el árbol puede ser muy útil para hacer muebles cuando su madera se cosecha y se seca adecuadamente al sol.

Además, la goma de la corteza ha sido usada para tratar enfermedades venéreas e hidropesía en Jamaica, y las frutas secas, como diuréticos.

Lo cierto es que es preferible tener cuidado con el temido árbol, más vale precaver que tener que lamentar.
ros/ele

también te puede interesar