Ciencia y Tecnología

“La píldora de Dios”

Un ambicioso científico promete curar la artritis, quitar las arrugas y solucionar la calvicie

La píldora de Dios
La píldora de Dios |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Bajo el nombre de la “Píldora de Dios” el científico turco-estadounidense Osman Kibar asegura haber elaborado una pastilla que elimina las arrugas, trata la caída de cabello y cura la artritis.

Un artículo de la revista Forbes revela que el fundador de Samumed, la ‘startup’ de biotecnología más valiosa del mundo, intentará revertir el proceso de envejecimiento con el fármaco, algo que hasta el momento parecía imposible.

La publicación explica que los primeros fármacos de la compañía, fundada hace una década, van dirigidos a sistemas de órganos específicos.

Por ejemplo, uno de los medicamentos tiene como objetivo regenerar el cabello en hombres calvos.

Señala el experto que el mismo fármaco también puede devolver el color original al cabello de personas con canas y borrar las arrugas.

Otro pretende regenerar el cartílago en las rodillas artríticas, reparar discos degenerados en la columna vertebral, eliminar cicatrices de los pulmones y tratar el cáncer.

Samumed asegura que posteriormente intentará curar la causa principal de la ceguera y se dedicará a luchar contra la enfermedad de Alzheimer.

Insiste en que el propósito de la compañía al tratar padecimiento por padecimiento y síntoma por síntoma es lograr que las células de las personas que envejecen se regeneren con tanta fuerza como las de un feto en desarrollo.

Si bien los informes preliminares hasta ahora indican que las drogas parecen ser bastante seguras, el 80 por ciento de las usadas en esta etapa de investigación no han llegado al mercado.

Actualmente son públicos los resultados de sus experimentos para combatir la calvicie.

Según Forbes, la droga permitió a ratones que se les cortaron los ligamentos de las rodillas, la regeneración de la ternilla por lo que volvieron a caminar.

No obstante, científicos aclaran que los estudios en animales no siempre llegan a trasladarse a humanos y no alcanzan la etapa de pruebas clínicas.

La empresa de Samumed, doctor en Ingeniería, se basa en inversiones realizadas por actores privados, entre los que se incluyen IKEA, personas anónimas y una firma de capital emprendedor.

Hasta la fecha ha recaudado 220 millones de dólares y está valorada en seis mil millones.

Mel/Ele

también te puede interesar