Ciencia y Tecnología

En la Antigua Roma, vivir en la periferia era mortal

Los romanos de la antigüedad comían cereales en mal estado y trabajaban durante jornadas brutales. Su promedio de vida era extremadamente corto

Romanos
|

Redacción Central |

Artritis, huesos fracturados sin soldar bien, entre otros males, hacían sufrir a los antiguos romanos, cuya vida media era de 30 años. Al menos para aquellos que vivían en los estratos sociales más bajos en la Roma de los emperadores, indica un estudio.

La pesquisa fue desarrollada por la historiadora de la medicina Valentina Gazzaniga, quien afirmó a la prensa que los romanos de la antigüedad comían cereales en mal estado y trabajaban durante jornadas brutales.

La galena examinó unos dos mil esqueletos exhumados de cementerios de los barrios periféricos de Roma en los últimos 15 años de excavaciones.

Además de las fracturas de huesos (narices, falanges de los dedos y vértebras cervicales), muy frecuentes entre los romanos de la clase obrera, se han descubierto numerosos esqueletos de personas que murieron a causa de cáncer óseo.

También era habitual la artritis crónica en los hombros, las rodillas y la espalda. Las huellas de esta enfermedad se detectaron en esqueletos de personas jóvenes, de tan solo veinte años.

Un análisis forense realizado con el equipo más moderno demostró que los pobladores de Roma eran expertos en el trato de huesos rotos, ya que después de sufrir una fractura, incluso si era grave, los trabajadores romanos volvían a su agotadora actividad y seguían trabajando varios años más. Esto, hasta que morían a los 30 años, tiempo promedio de vida.

Un estudio similar develado en 2015 y que fuera practicado a esqueletos de los habitantes ricos de Pompeya dejó claro que pertenecer a un estrato social era determinante para el estado de salud de una persona en la antigüedad.
mem/ale

también te puede interesar