Ciencia y Tecnología

Diabéticos podrían decir adiós a las inyecciones

Crean prototipo de un parque inteligente de insulina capaz de administrar las dosis necesarias a los afectados por esta enfermedad crónica

Diabetes
|

Redacción Central |

La diabetes, además de ser muy lesiva para la salud humana, acarrea molestias crónicas para los pacientes que dependen de la insulina, ya que deben administrársela por inyecciones varias veces al día.

Este doloroso procedimiento podría ser cosa del pasado si el invento de unos investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, se generaliza.

Se trata de un parche “inteligente” de insulina, el cual puede detectar cambios en los niveles de azúcar en la sangra y secretar la dosis necesaria al flujo sanguíneo cuando se necesite.

El parche, un cuadrado delgado del tamaño de una moneda pequeña, está cubierto con más de cien pequeñas agujas, cada una aproximadamente del tamaño de una pestaña. Las “microagujas” están equipadas con pequeñas dosis de insulina y enzimas sensibles a la glucosa que liberan su cargamento de forma expedita al notar cambios en los niveles de azúcar en sangre, indica un reporte de la revista Muy Interesante.

Los investigadores afirman que su invento funciona rápidamente, es fácil de usar y está creado a partir de materiales no tóxicos y biocompatibles. Además el sistema puede ser personalizado dependiendo el peso y la sensibilidad a la insulina del paciente.

Empero, el parche no ha sido probado en humanos, pero sí ha disminuido la «insulinodependencia» en ratones hasta por 9 horas. Sus creadores afirman que continuarán con los ensayos clínicos para pasar a las pruebas en humanos cuanto antes.

La diabetes mellitus afecta a más de 380 millones de personas en el mundo, cifra que podría aumentar dramáticamente a cerca de 600 millones en 2035.

Pacientes de diabetes tipo 1 y 2 intentan mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control con pinchazos de dedo e inyecciones de insulina, proceso que resulta doloroso e impreciso.

Y es que insuflar la cantidad incorrecta del medicamento puede acarrear graves consecuencias, como ceguera, amputaciones de extremidades, coma diabético e incluso la muerte.

Mel/ale

también te puede interesar