Ciencia y Tecnología

El ingenioso método de Argentina para eliminar el mosquito Aedes aegypti

Este zancudo, culpable de transmitir enfermedades como dengue, zika y chikungunya, es controlado de forma más efectiva gracias a una ingeniosa trampa

ovitrampas-en-distintos-col
Ovitrampas larvicidas |

Redacción Central |

Un nuevo sistema creado en Argentina podría menguar de forma significativa a enfermedades como dengue, chikunguna y zika, ya que se enfoca en eliminar a su agente transmisor: el mosquito Aedes aegypti.

Se trata de “ovitrampas larvicidas”, dispositivos plásticos que controlan al zancudo en su fase de larva acuática. Los recipientes están diseñados para que la hembra del mosquito deposite sus huevos, los cuales no pueden luego convertirse en adultos debido a la presencia de agentes químicos.

Un estudio publicado por investigadores del Centro INTI-Plásticos y el Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas (Cipein-Conicet) de Argentina, afirma que con ests “trampa” se controla al vector causante del dengue, que además transmite otros virus causantes de enfermedades como chikungunya y zika.

Lea además: Zika: la nueva amenaza

Según afirmó una investigadora de INTI-Plásticos a Página 12, la ovitrampa no es la solución definitiva a la transmisión de las mencionadas enfermedades, sino que se combina con las medidas de prevención anti vectoriales para hacerlas más efectivas.

El principio activo integrado en las ovitrampas es el pyriproxyfen, una molécula que se mimetiza con la hormona de crecimiento del mosquito e interrumpe su desarrollo en fase de larva. Esta hormona no está presente en personas ni otros mamíferos, sólo se configura en este tipo de artrópodos. Es por ello que su uso está aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para aplicarse en aguas de consumo humano y de animales sin constituir un riesgo para la salud, indicaron los investigadores.

Además, se utilizan dosis muy bajas del reactivo que están incorporadas en los recipientes y se liberan de forma tal que el efecto residual llega a tener al menos un año de duración, con una alta efectividad.

Los experimentos con esta ovitrampa comenzaron en la localidad argentina de Caimancito, en municipios de Jujuy, departamento de Ledesma, donde el apoyo de sus pobladores fue fundamental para el éxito.

El próximo paso del proyecto apunta a la elaboración de ovitrampas biodegradables y más atractivas, para el desove de la hembra del mosquito mediante el uso de estímulos visuales, táctiles y olfativos. “Es decir, la implementación de elementos que atraigan a la hembra y la hagan dirigirse hacia allí para desovar”, detallaron los investigadores.

El estudio original de la creación de la ovitrampas puede ser consultado aquí.
mem/ale

también te puede interesar