Ciencia y Tecnología

El plástico es una amenaza letal en los Océanos

Las aguas de los mares de nuestro planeta podrían contener más desechos plásticos que peces para 2050

plastico-mar
Desechos de plástico en el Mar |

Redacción Central |

Para 2050 los océanos y mares del mundo podrían albergar más desechos plásticos que peces por la masiva utilización de este tipo de material, alertó este martes el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza.

La producción, utilización y desecho de los plásticos actualmente tiene efectos negativos importantes, no solo para el medioambiente, sino para la economía. Según el mencionado Foro cada año se pierden entre 80 mil y 120 mil millones de dólares por envoltorios plásticos que no son reciclados y cuyo costo de producción se eleva.

Más allá del costo financiero, la deposición de estos desechos por parte de la humanidad hacia los océanos es tan acelerada que los peces están en peligro.

El estudio sobre este dilema fue realizado entre la fundación de la navegadora Ellen MacArthur y el apoyo del gabinete McKinsey. MacArthur fue campeona mundial de vela en 2005.

El reporte indica que la proporción de toneladas de plástico y toneladas de peces presentes en el océano era de una por cada cinco en 2014, lo que se reducirá a uno por tres para 2015. En 2050, reiteraron, la proporción de plástico será mayor que la de peces por cada tonelada.

Así, el Foro aboga por «repensar totalmente el sistema de empaquetamiento y de los plásticos en general». A la vez alertan que de no cambiar el uso del petróleo como material base para su producción, los plásticos consumirán el 20 por ciento del crudo mundial en 2050.

La Asociación Estadounidense para el Avance de las Ciencias indicó el pasado año que como promedio cada 12 meses se vierten al mar entre 4,7 y 12 millones de toneladas de plástico.

La contaminación del plástico es tal que en el norte del Océano Pacífico se encuentra una isla de cerca de un millón 400 mil kilómetros cuadrados formada por sus desechos. Los plásticos navegaron el océano y se juntaron al quedar atrapados por las corrientes del giro del Norte.

Similar situación se da en el océano Atlántico, donde las corrientes de giro del norte han “creado” una isla de centenares de kilómetros de largo.

El plástico en el medio ambiente comienza en seguida a fragmentarse en partículas cada vez más pequeñas, capaces de ser transportadas a grandes distancias por el viento y el agua.  Algunas partículas son tan pequeñas que no pueden verse a simple vista. Por pequeñas que sean siguen siendo no biodegradables y tóxicas.

Los estudios confirman que la cadena alimentaria marina, de la cual depende el hombre, está contaminada. Empieza por los seres microscópicos que componen el plancton marino, quienes comen microplásticos, al igual que animales filtrantes como los mejillones. También los peces de muchas especies comunes se alimentan con estos fragmentos tóxicos, cuyas consecuencias en la salud se relacionar con enfermedades cancerígenas.
mem/ale

también te puede interesar