Ciencia y Tecnología

¿Qué tan letal es una bomba de hidrógeno?

La llamada bomba H —probada por Corea del Norte este 6 de enero— es acaso la más mortífera de todas las armas nucleares. En segundos podría arrasar con una ciudad como París

bomba-hidrogeno
Bomba de hidrógeno |

Redacción Central |

Conocida como bomba H o bomba termonuclear, la bomba de hidrógeno probablemente sea la más mortífera de todas las armas nucleares. Este 6 de enero Corea del Norte probó con éxito un ejemplar de la misma, la cual causó un terremoto de 5,1 grados en la península coreana y provocó la condena del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Pero, ¿exactamente qué es una bomba H?

A diferencia de las bombas nucleares más tradicionales, una bomba de hidrógeno no genera fisión del núcleo, sino fusión. Es decir, en el momento de la explosión, los átomos de hidrógeno se fusionan y así liberan una enorme cantidad de energía.

Antes de esto, la bomba H necesita de un proceso previo de fusión, por tanto en su interior estaría equipada previamente con una bomba atómica que permite llegar a este estado, según indicó al diario ABC Maxime Heckel, ingeniero de la Escuela francesa de ingenieros, ENSIIE.

La bomba atómica (utilizada contra los japoneses en Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial) usó solo materiales radiactivos (uranio 235 y plutonio) para desencadenar una reacción nuclear llamada fisión.

Este proceso libera menos energía y es menos devastador que la fusión de la bomba de hidrógeno, explica Heckel.

Datos de estos armamentos indican que en 6 cienmillonésimas de segundo se completa la explosión: la fase de fisión en 5,5 cienmillonésimas de segundo y la de fusión en 0,5 cienmillonésimas.

Su poder explosivo equivale a 140 mil toneladas de TNT. Para tener una idea, las bombas lanzadas en Nagasaki e Hiroshima tenían 13 mil toneladas de TNT.

La primera bomba de este tipo fue detonada por Estados Unidos en Eniwetok, un atolón de las Islas Marshall el 1 de noviembre de 1952, durante la prueba Ivy Mike, con marcados efectos en el ecosistema de la región.

La temperatura alcanzada en el lugar de la explosión fue de más de 15 millones de grados, tan caliente como el núcleo del Sol, por unas fracciones de segundo.

Esta bomba también la desarrolló la Unión de República Socialistas Soviéticas durante la Guerra Fría, siendo la más grande la Tsar, con 50 megatones de TNT.

Sobre el alcance destructivo, una bomba de hidrógeno podría destrozar un radio de 30-40 kilómetros, lo que significa que de ser lanzada podría destruir por completo a una ciudad como París.
mem/ale

también te puede interesar