Ciencia y Tecnología

Internet se llenará de olores

Para 2016 se prevé la puesta en marcha de un dispositivo capaz de transmitir sensaciones olfativas entre los internautas, aplicación que podría extenderse a otras industrias, como el cine

Enviar olores por Internet será posible en 2016
Enviar olores por Internet será posible en 2016 |

Redacción Central |

Muchas veces las conversaciones por internet, ya sea en chat o en videollamada, son tildadas de “frías”, puesto que no logran transmitir aún lo que sentimos cuando charlamos con alguien cara a cara.

Esta realidad podría cambiar algo el próximo año con el lanzamiento de oPhone, un dispositivo creado por dos profesores de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, que será capaz de crear los aromas que nos envíen nuestros interlocutores a través de internet.

La comunicación sensitiva a distancia ha sido creada por David Edgard y Rachel Field y hoy la desarrolla Kibo Studios, una empresa española. El director de esta entidad, Manuel Linares, explicó a EFE que el oPhone serán dos terminales cargadas con cartuchos de esencias, capaces de transmitir el olor compuesto por el autor del mensaje.

El precio del oPhone estaría en poco más de 150 dólares, un olor que ya se nos va haciendo caro. Al inicio, solo podrá usarse en dispositivos con sistema operativo iOS, o sea, Ipads y Iphones.

En su primera versión se ofrecerá una gama de diez mil olores distintos, aseguran los creadores en Kibo Studios. Flores, chocolate, la brisa marina, ropa recién lavada, perfumes, son algunas de las combinaciones olfativas, aunque sus creadores aseguran que trabajan para crear un aparato capaz de tener 300 mil olores.

La labor de Kibo Studios, que comparte inversores con oPhone, radica ahora, según Linares, en «proponer, aportar, sugerir e investigar» para elaborar nuevas ideas de negocio y desarrollar aplicaciones en torno a este invento.

Así, el director ya avanza ideas como que las películas se proyecten con olores distintos en las escenas; coches que detecten el olor corporal y cambie el ambiente del automóvil dependiendo de cada conductor, o libros infantiles que transmitan a los lectores los aromas de lo que cuentan.

La publicidad puede tener un gran aliado en esta futura aplicación. Empresas de perfumes y ambientadores podrían ofrecer anuncios haciendo llegar sus esencias directamente al cliente.

también te puede interesar