Ciencia y Tecnología

La rata endémica de Panamá

Pudo ser detectada gracias al empleo de cámaras infrarrojas

rata escaladora Tylomys panamensis
rata escaladora Tylomys panamensis | Radio Mundial

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Tras más de seis décadas, científicos panameños lograron descubrir el paradero de una especie de rata escaladora endémica del país, en la Reserva Natural privada Chucantí, en la región montañosa de la provincia de Darién.

Según un informe publicado por la Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños (FCPP), que en conjunto con la Sociedad Panameña de Biología localizó la especie, el hallazgo fue posible gracias a una nueva técnica.

La inventiva, de la autoría de un grupo de científicos de la FCPP, permite colocar cinco cámaras trampa que detectan animales por actividad o calor, a partir del uso de un detector de rayo infrarrojo.

La rata escaladora Tylomys panamensis pasó desapercibida todos estos años, debido a la poca frecuencia con que se estudian los animales silvestres en la zona selvática de Darién, pero en particular a la nula accesibilidad que se tiene a la parte alta de las copas de los árboles, precisa el texto.

Esta especie de roedor fue descrita por primera vez en la década de los cincuenta del pasado siglo por el científico Henry David Gray, de la Universidad de Stanford, y localizada en Cana, Jaqué, Pirre y Paya, en los alrededores de la Serranía del Sapo en el área fronteriza de Darién.

Pero solo después fue posible escribir sobre el animal a partir de observaciones directas, debido a su hábito arborícola y nocturno.

Entre los datos de interés descritos a partir de esta primera pesquisa sobresale la rapidez de locomoción frente a un objeto fijo, calculada en unos 17 centímetros por segundo, distancia en que podría alejarse de su madriguera de al menos 20 metros a la redonda.

El estudio reciente, por su parte, refiere que la nueva rata escaladora fue hallada entre los 600 y 850 metros de altura, en el punto más alto de la Serranía del Majé, cerro Chucantí, y se presume que su distribución esté por toda la cordillera Majé.

Por ello, los científicos que participaron en la búsqueda declararon esta zona de interés, con el objetivo de proteger las especies que ahí habitan.

La investigación no solo arrojó datos de importancia sobre hábitos de vida y el modo de reproducción de esta rata, sino también en cuanto a su papel en la polinización de las plantas que florecen en la noche y como controlador natural de algunos insectos y aves, entre otros aspectos de valor científico. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar