Ciencia y Tecnología

Mi PC y yo. Parte III

El microprocesador

Microprocesadores
Microprocesadores |

Redacción Central |

El “micro” de la PC es el cerebro de la máquina. Nadie le llama “procesador” o “microprocesador”, por lo largo de la palabra. Su misión es la de ejecutar las instrucciones de los programas y aplicaciones, que se escriben en un lenguaje comprensible para el ser humano, pero que él se encarga de convertir en lenguaje binario.

En ese lenguaje toda información se trasforma en símbolos 1 y 0 que se colocan ordenadamente según reglas matemáticas establecidas. Las operaciones que realiza el micro son elementales: suma, resta, multiplicación y división, pero de una manera un poco diferente a como lo haríamos normalmente en la escuela.

Tiene su “organización” para el trabajo en la que figuran un “departamento” de registros, una unidad de control, una unidad de cálculo, y una unidad aritmética lógica.

Desde el punto de vista físico está conectado a la placa base o motherboard mediante un zócalo que es específico para cada tipo de micro. La especificidad viene dada por sus dimensiones, el número de conectores o “patas” y alguna que otra ranura en el borde. Estas ranuras o marcas se hacen con el objetivo de que se puedan insertar en el zócalo solamente de una manera. No cabe la posibilidad de error al momento de acoplar ambos.

Durante su trabajo el micro se calienta, por lo que necesita un sistema eficaz de enfriamiento. Para resolver esto, encima se le coloca un disipador de aluminio o cobre con un ventilador para extraer el calor. Además se adiciona pasta térmica entre el disipador y el micro para mejorar la transferencia de calor. Se pueden colocar más ventiladores y usar métodos de refrigeración líquida si se requiere.

Una de las características principales a tener en cuenta si se va a elegir un microprocesador es la “velocidad de reloj” o cantidad de operaciones matemáticas que puede hacer en un segundo.

Un microprocesador está hecho de silicio. Este mineral está en la arena de mar, pero en nuestro caso se usa en estado puro. El micro es un minúsculo cuadrado de silicio que integra millones de transistores colocados convenientemente.

Para su producción los ingenieros se auxilian de microscopios y máquinas de alta tecnología en un ambiente completamente estéril. El silicio es un semiconductor que puede dirigir la electricidad en un sentido determinado. Una barra de este material, de un metro de largo y 20 centímetros de diámetro, se rebana en delgadísimas láminas y después de varios procesos se obtiene el microprocesador.

En cada lámina, por medios fotográficos se imprimen las placas de circuitos electrónicos del micro. Pueden colocarse varias láminas una encima de la otra dependiendo de la complejidad del producto.

Luego de otros procesos para aislar y proteger el circuito integrado se procede a cortar la lámina grande en pequeñas obleas que más tarde se insertan separadamente en una base plástica. La base plástica, a su vez, se conecta con otra metálica que contiene las decenas de pines que harán posible la interacción con la placa madre.

Al seleccionar el micro para nuestra PC debemos tener en cuenta el modelo de placa madre donde pretendemos insertarlo. Si la placa madre posee un socket de 775 pines, el micro deberá corresponder en igual número de conectores. Si es de 1155 pines, de las más modernas, igual hay que seleccionar el microprocesador adecuado.

Además, los micros de igual cantidad de conectores pueden diferenciarse por su velocidad de reloj. Los conocedores del tema también tienen en cuenta el calor que disipan, el tamaño de la oblea y los tiempos de lectura y transferencia de datos al momento de seleccionar el más conveniente para satisfacer sus necesidades.

Estos dispositivos han evolucionado también en la capacidad de realizar una o varias tareas simultáneamente. Esto se ha logrado con la aparición de los multicores (multinúcleos).

Los multicores son varios micros en una misma cápsula, por lo que la velocidad y el rendimiento se incrementan notablemente. Es como si tuviéramos 2, 4, 8 o más microprocesadores en un solo empaquetamiento.

En el mercado estos últimos micros, de la empresa Intel, se conocen por la letra “i”. Los i3, i5, i7. Y cada una de estas series se dividen, a su vez, en generaciones: la primera, segunda, tercera y cuarta generación.

Microprocesadores

Microprocesador

Al escoger el micro no te dejés llevar por el número. Por ejemplo, un i5 de primera generación puede tener menores prestaciones y menor rendimiento que un i3 de tercera generación. Por ello siempre es necesario, primero, conocer qué es lo que necesitamos, y luego, leer el manual del fabricante, comparar características. Por último, decidir marca y precio.

Entre los principales fabricantes de microprocesadores están Intel y AMD, ambas empresas de California, Estados Unidos. Sus productos están en un gran porciento de computadoras del mundo y son de alta confiabilidad.

Conocer más acerca de este importante componente de tu PC te ayudará a obtener mejores y mayores resultados en tu estudio, trabajo o entretenimiento; y a ahorrar dinero, al no incurrir en gastos innecesarios, pues es uno de los más caros de todos los que la conforman.

también te puede interesar