Ciencia y Tecnología

Mi PC y yo. Parte II

La tarjeta madre o motherboard

Tecnología
|

Manuel Segovia |

Para describir qué es, cómo funciona y cómo elegir la adecuada tarjeta madre serían necesarias muchas cuartillas, por lo que muchos subtemas relacionados los dejo para dedicarles un capítulo aparte o como propuesta de investigación personal y nos vamos a lo principal.

La tarjeta madre (también llamada entre los usuarios “motherboard”, “mainboard” o simplemente “board”) es la placa con circuitos impresos que soporta e interconecta a varios componentes de la unidad central de la PC; además posee los “puertos”, “nidos” o “ranuras” a los que se podrán enchufar otros dispositivos y elementos.

Entre los componentes que soporta está el microprocesador, el chipset, las memorias; y entre los dispositivos y elementos que se podrían conectar a sus puertos o ranuras están las pantallas visuales (display), memorias, impresores, tarjetas gráficas, cables de red, y otros más.

Funciona gracias a la energía eléctrica tomada de la red doméstica de alimentación a través de una fuente interna de poder. Esta energía es transformada en corriente directa que llega a la board a través de unos cables que se conectan en un zócalo especialmente diseñado. Los voltajes son diferentes, pero pequeños: 5 y 12 Volts negativos y positivos y 3,3 Volts solo positivo.

Al momento de escoger una tarjeta madre es necesario, si se va a armar una PC a partir de cero, tener en cuenta al menos unos pocos aspectos. Si lo que se va a hacer es reponer una tarjeta madre dañada o modernizar la PC existente, también es necesario recordar algunos detalles.

El factor de forma (form factory). Ya casi nadie se refiere a este parámetro. Debemos tener claro un hecho que nos servirá a través de toda nuestra serie. Una PC en general y muchos de sus componentes en particular se fabrican con el concurso de varias empresas. Por lo que, para que las piezas fueran intercambiables, los primeros fabricantes tuvieron que ponerse de acuerdo sobre algunos detalles y elaboraron normas básicas que son acatadas por todos los que se dediquen al negocio so pena de fracasar.

Una de estas normas se refiere al “factor de forma” que especifica el tamaño en milímetros de las motherboards, si es cuadrada o rectangular, dónde están los orificios para los tornillos que la anclarán a la caja metálica, el largo de las ranuras, el número de ellas, dónde se colocan los puertos, etc.

El más extendido hoy es el ATX aunque se puede ver el micro ATX y el BTX entre otros.

El socket o zócalo. Es la ranura donde se inserta el microprocesador o corazón de la PC. Cada tipo o serie de microprocesador encaja perfectamente en un solo tipo de socket. Esto viene determinado por la forma del mismo y el número de conectores de ambos (socket y micro), que debe coincidir. Así hay socket 775, 1050, 1155, AM3 y otros más. Los fabricantes de microprocesadores y de placas madres tienen que ponerse de acuerdo en esta cuestión. En dependencia del tipo de socket se podrá insertar en la placa un procesador determinado.

El chipset. Así se le llama al conjunto de todos los circuitos adicionales incluidos en la placa y que conectan el procesador con las distintas partes y puertos de ésta. Es el encargado de ofrecer y garantizar bondades y facilidades a los usuarios finales. Se denominan con letras y números. Por ejemplo, el Z77, producido por la empresa INTEL.

Capacidad de expansión. Hay que tener en cuenta la cantidad de ranuras y de puertos que posee la placa madre, pues de ello dependerán las posibilidades futuras de expandir y mejorar sus  bondades iniciales. Por ejemplo, tipo de ranuras para insertar tarjetas de video, si tiene puerto de salida de video de alta definición y de audio de alta calidad, cantidad de puertos USB y otros.

Soporte para memoria RAM. Aunque no sepamos por ahora qué es, es útil saber qué tipo y qué cantidad máxima de memoria RAM soporta nuestra placa madre, pues de ello depende el desempeño (llamado también performance) de la PC en general.

Fabricante. Una de las cosas por las que primero indagamos al momento de comprar un producto es cuál es el fabricante. Fabricantes de tarjeta madre hay que son pioneros en la actividad y han sentado cátedra desde hace años. Otros se han incorporado recientemente, y no quiere decir que sus productos sean de baja calidad. Algunos fabrican tarjetas madres con características muy exclusivas o personales que hay que tener en cuenta, pues es muy engorroso poder actualizarlas y modificarles el rendimiento, como es el caso de las boards IBM y Dell.

Entre los más conocidos fabricantes de placas bases están Intel (la empresa californiana mayor fabricante de circuitos integrados del mundo), su vecina Amd especializada en semiconductores, la taiwanesa Asus fundada en 1989, Asrock (desaparecida recientemente e integrada a Pegatrón), Biostar, y las también taiwanesas Gigabyte y Foxconn.

Precio. Las placas bases tienen aproximadamente el mismo precio en el mercado para las mismas o semejantes prestaciones, independientemente del productor. Quizás en algún país sea un poco más cara o barata. Lo importante en este aspecto es no invertir más de lo necesario si ya definimos cuáles son nuestras necesidades.

Por ejemplo, hay placas con la denominación “ROG” que quiere decir República de los Jugadores (Republic of Gamer). Estas placas poseen especiales características de velocidad y calidad de video, amén del audio, que hace que jugar sea una experiencia única. Son muy caras y quizás para un estudiante o una persona que solo necesita comunicarse no sea necesaria una de este tipo. A un costo 4 veces menor estas personas podrían satisfacer su necesidad.

Escoja su motherboard con cuidado. Los vendedores le pueden ayudar dándole la posibilidad de ojear el manual que siempre viene en la caja. Allí puede leer acerca del socket, la serie de microprocesador que puede instalar, el tipo y la cantidad de memoria soportada, el tipo de chipset, cantidad de conectores y otras características.

también te puede interesar