Ciencia y Tecnología

35 mil kilómetros sin combustible

Una aeronave trata de recorrer esta distancia alrededor del mundo solo con energía solar

avión Solar Impulse 2
avión Solar Impulse 2 |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El avión Solar Impulse 2 comenzó este domingo una larga travesía que tienen como principal objetivo promover el uso de las energías renovables.

La aeronave, pilotada por el suizo André Borschberg, tratará de recorrer sin combustible convencional 35 mil kilómetros en 12 etapas que se extenderán por cinco meses.

El viaje inició en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, tras algunos inconvenientes climáticos que retrasaron la salida, programada inicialmente para el sábado último.

Queremos compartir nuestra visión de un futuro más limpio, enfatizó  Bertrand Piccard, científico suizo que desarrolla el proyecto junto a su colega Borschberg.

El cambio climático ofrece una oportunidad fantástica para llevar al mercado nuevas tecnologías verdes, preservar los recursos naturales de nuestro planeta, crear empleos y apoyar el crecimiento de la economía, subrayó el experto.

Los días de vuelo del aparato de dos mil 300 kilos serán en total 25. Otras paradas del viaje serán India y Birmania, China y Hawai; cruzará Estados Unidos, llegará hasta el sur de Europa y regresará a Abu Dhabi.

El Solar Impulse 2, con la misma extensión que una aeronave de pasajeros, es el primer avión propulsado completamente por la energía del astro rey a través de más de 17 mil células fotovoltaicas ubicadas a lo largo de 72 metros de ala.

¿Cómo funciona? Durante el día, estos paneles recargan baterías de litio que mantienen las hélices girando durante la noche. La energía almacenada le da autonomía al aparato por lo menos para cinco días y noches.

La cabina en la que está el piloto es de 3,8 metros cuadrados, espacio en el que se encuentran la comida, el agua, paracaídas y equipamiento necesario.

Es hermético y esta condición le garantiza volar bajo la lluvia sin ninguna novedad.

Aunque no es el único de su tipo en intentar este desafío, sí es el primero en tratar de cruzar los océanos Pacífico y Atlántico.

El antecesor de este prototipo fue el Solar Impulse 1, que aunque menos potente que el actual, permitió los primeros ensayos para estos vuelos libres de combustibles fósiles.

también te puede interesar