Ciencia y Tecnología

Hallan fósil de reptil prehistórico con restos de tejido blando

Se trata de un mosasaurio, nueva especie de reptil marino prehistórico

Mosasaurio
Mosasaurio |

Redacción Central |

Un fósil de mosasaurio, pariente de las lagartijas y las serpientes, fue descubierto en el departamento colombiano de Tolima (centro) con algunos de sus tejidos blandos aún preservados, informó la Universidad Nacional de Colombia (UN).

La nueva especie fue llamada Eonatator coellensis debido a que se halló en el lecho de una quebrada seca en la localidad tolimense de Coello.

“Tanto en Latinoamérica como en Colombia se han hallado especímenes pertenecientes al grupo de los mosasaurios, pero de otro género”, precisó a su vez el comunicado en que la agencia de noticias de la UN informó del hallazgo.

El espécimen fue encontrado en rocas cretácicas de hace alrededor de 80 millones de años, una época en que los mosasaurio, esos reptiles marinos por excelencia que contaban con aletas adaptadas para la natación, abundaban en el mundo, dijo la casa de estudios.

El fósil fue descubierto por un profesor local y su hijo, quienes contactaron a las autoridades nacionales y permitieron la llegada al área del equipo de la Universidad Nacional.

La paleontóloga explicó que la conservación de los tejidos pudo haberse dado precisamente por el ambiente mineral de la zona y por la forma en que se fosilizó antes de perder todos sus restos blandos.

Los investigadores expresaron, sin embargo, su inquietud porque no se preservó parte de la piel del animal a pesar de conservarse lo de adentro, explicaron.

Según la UN, por las características anatómicas de los huesos y la forma del cráneo, el espécimen hallado es una especie del género Eonatator, nueva en el mundo.

La anatomía de la parte anterior del cráneo, así como la morfología y las interrelaciones de los huesos de la cintura pélvica y de los miembros constituyen un nuevo aporte, indicó la universidad.

La mayor importancia que tiene este fósil es la conservación de partes blandas y la conservación de restos de posibles crías, porque mostraría que estos animales tenían gestación interna, dijo la paleontóloga María Páramo, profesora de la UN y encargada de recuperar los restos del reptil.

Explicó que no es frecuente que se presente la conservación de tejidos blandos en fósiles prehistóricos y describió que lo que hallaron exactamente fueron unas pequeñas manchas blancas con tejido entre los huesos, las cuales corresponden a zonas donde estaban órganos como los pulmones.

Los restos blandos hallados concuerdan con tejidos dentro de las cavidades torácica, abdominal y de la región del cuello. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar