Ciencia y Tecnología

El pico de los pinzones y la evolución de las especies de Darwin

Como los picos de estas aves variaban de isla en isla de las Galápagos, Darwin comenzó a sospechar

Pinzones
El ancestro de los pinzones de Darwin colonizó las islas Galápagos hace un millón y medio de años |

Redacción Central |

Un equipo de científicos suecos estudió 120 genomas de las 15 especies de pinzones de Charles Darwin, y descubrieron la variante genética crucial para la variación de la forma del pico de esas aves de las islas Galápagos, indica la revista Nature.

A Darwin le llamó a atención estas variantes que detectó durante la expedición del Beagle en la década de 1830 porque las especies no eran estables, sino que variaban bajo las distintas presiones del entorno.

Los investigadores analizaron estos genomas que incluyen las 15 especies existentes de esos pájaros, y han revelado así el gen decisivo para la variación de la forma del pico.

Se trata del ALX1, descubierto en la mosca Drosophila melanogaster, que también afecta a los rasgos faciales humanos y es una singular respuesta al enigma que despertó la idea de la evolución de las especies en la mente de Darwin, precisan Leif Andersson y sus colegas de la Universidad de Uppsala (Suecia), en colaboración con biólogos evolutivos de Princeton, en Estados Unidos.

«Cuando me fijo en esas islas», anotó Darwin en su diario en julio de 1836, en referencia a las Galápagos, «todas a la vista unas de otras y moradas por esos pájaros que sólo difieren un poco en estructura y que ocupan el mismo lugar en la naturaleza, debo sospechar que son variedades…”

Uno de los resultados del extenso estudio genómico de los científicos de Uppsala y Princeton es que, de forma algo paradójica, el aislamiento entre islas, nunca fue completo y que, de hecho, las ocasionales hibridaciones entre los pinzones de unas islas y otras han sido fundamentales para la aparición de algunas nuevas especies.

Los investigadores han comparado los genomas de las dos especies con los picos más romos con otras dos con los más puntiagudos y esto reveló que la existencia de 15 zonas del genoma sospechosas, y seis de ellas ya habían sido asociadas por estudios anteriores con genes implicados en el desarrollo craneofacial.

El gen ALX parece ser el más significativo de todos porque los investigadores han podido asociar sus variaciones no sólo a las diferencias de forma del pico entre unas especies y otras, sino incluso entre los individuos dentro de una sola especie.

Este gen ALX tiene una función esencial en el desarrollo craneofacial de todos los vertebrados, y sus mutaciones nulas (las que eliminan por completo su función) causan malformaciones frontonasales en nuestra especie, entre otros graves defectos de nacimiento. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar