Ciencia y Tecnología

¿Emociones con algoritmos?

Crean aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo iOS capaz de “definir” qué personas te hacen bien… y cuáles no

pplkpr
People Keeper |

Redacción Central |

Cuantificar cuánto significan para nosotros las personas que nos rodean podría ser posible gracias a una aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo iOS creada por dos artistas estadounidenses.

Llamada People Keeper (búscala en la Appstore como pplkpr), esta aplicación se sincroniza con una pulsera para valorar a las personas con las que te relacionas.

La pulsera mide tu ritmo cardíaco y registra cómo te sientes cada vez que alguien se te acerca. Además de los datos de la pulsera, que observa si tienes picos de estrés o de excitación, también utiliza información que se introduce manualmente al responder un cuestionario.

La aplicación “aprende” con el tiempo acerca de tus emociones y cómo te afectan, para luego darte un veredicto: este hombre te molesta, esta mujer te gusta, este joven es amable o te hace feliz, entre otras, pueden ser las respuestas.

La idea de que un cálculo controle nuestras decisiones emocionales es escalofriante, pues sería medir nuestras interacciones con precisión matemática. A diferencia de los sitios de citas por Internet, donde se utilizan algoritmos para decidir quién nos puede atraer, “pplkpr” te dice, básicamente, con quién debes pasar más tiempo… y con quién no.

Es como una “madre” dando consejos.

Sus creadores, los artistas Lauren McCarthy y Kyle McDonald, la desarrollaron a través de una prueba de una semana con ocho estudiantes en la Universidad Carnegie Mellon, en Estados Unidos.

«Muchas de las decisiones que toma (la app) son cosas que a uno le costaría decidir, y tener algo externo que lo haga por ti puede ser un alivio o a veces puede ayudar a elegir», le explicó McDonald al sitio especializado Mashable.

Ellos prefieren calificarla como una aplicación de arte provocativo. El riesgo, en todo caso, está que a base de ecuaciones matemáticas olvidemos los conflictos y emociones inherentes a la condición que nos hace humanos.

Eso de ser controlados por las máquinas mejor se lo dejamos a la Matrix y al mundo apocalíptico de Terminator, aunque incluso allí, los humanos ofrecieron resistencia.

también te puede interesar