Ciencia y Tecnología

Vinoterapia: sabor y salud con uva

Las aplicaciones de este fruto en tratamientos de salud tienen su origen en la época medieval y en Roma

vino
Vinoterapia |

Redacción Central |

La uva, esa fruta pequeña y dulce, ha revolucionado la gastronomía y la ciencia. En la primera se consume como bebida y como complemento de las buenas comidas, en la segunda, se aprovechan sus propiedades para usarlas en tratamientos de vinoterapia a fin de mejorar la salud.

En el pasado siglo XX creció el interés hacia la cultura del vino y como había más conocimientos científicos y técnicos, muchos no se conformaron con elaborar y saborear el vino de esa fruta, hicieron investigaciones para aprovecharla mejor.

Esos estudios revelaron que las propiedades del vino de uva son beneficiosas al cuerpo humano por eso están siendo utilizadas en la industria cosmética en una variedad de productos, tales como cremas, jabones y aceites.

Lo aprendido sobre la uva propició el acercamiento a la ciencia de la vinoterapia donde en balnearios y otros establecimientos de salud se aprovecha la fruta y los derivados de esta, en mascarillas nutritivas, masajes tonificantes y baños de relajación.

La vinoterapia, un tratamiento a base de la uva nace de la fusión de las terapias alternativas y los conocidos beneficios del vino para la salud y aunque se originó en Europa hoy se utiliza en otras partes del mundo.

De acuerdo a especialistas de belleza las aplicaciones de la uva en tratamientos de salud tienen su origen en la época medieval y en Roma donde se utilizaban bolsas con la fruta triturada, para mejorar problemas de la piel, sobre todo de la espalda y el cutis.

 

Según el sitio web botanical-online.com fue en el año 1996 cuando surgió la primera línea de cosmética basada en la vinoterapia, en la región de Graves, cerca de Burdeos, Francia, donde están varias de las bodegas y viñedos más antiguos de Europa.

 

A partir de la labor de sus precursores, Matilde Cathriad y Bertrand Thomas el tratamiento de  la vinoterapia de uva se ha extendido por otros países y se aplica además de en Francia, en España, Italia, Argentina, Brasil y Cuba.

La uva contiene resveratrol, un compuesto de la familia de los polifenoles, que es un magnifico antioxidante y es la base de estos tratamientos, además varias investigaciones científicas le atribuyen mayor potencial, que los de las vitaminas E y C.

Un artículo sobre el tema publicado en la revista Muy Interesante, señala que los polifenoles, son sustancias químicas o moléculas que se encuentran en algunas plantas y que están presentes sobre todo,  en la piel y las pepitas de la uva.

En el texto, el español Javier Flores explica que esas sustancias previenen el envejecimiento de la epidermis, la reafirman e hidratan, así como estimulan la generación de colágeno y favorecen igualmente, la tonificación muscular.

Por su parte, el resveratrol, activa la producción de sirtuinas, conocidas como las proteínas celulares de la longevidad y los defensores de esta terapia aseguran que sus efectos, además de recuperar la piel, dan mayor consistencia a los músculos de los brazos, liberan la tensión muscular dando una sensación relajante a nuestro organismo.

La invitación es  ¡a tomar vino de uvas!, una bebida euforizante. En tanto, si tienes algún problema de piel, lo recomendable es consultar a algún dermatólogo para que te recomiende algunos de los tratamientos de vinoterapia de uva.

también te puede interesar