Ciencia y Tecnología

París y Nueva York quieren ser “nuevas” en 2050

Ambas ciudades desarrollan proyectos para volverse amigables con el medio ambiente

42nd greenway
Proyecto 42nd greenway, New York |

Alejandro Guevara |

El 2050 ha sonado en esta semana como la fecha en que el mundo podría contar con ciudades enfocadas en la sostenibilidad ambiental y renovados diseños.

Al menos, esa es la intención en París y Nueva York, donde los gobiernos locales anunciaron sendos “proyectos verdes” para mejorar la calidad de vida de sus residentes.

En el caso de la ciudad estadounidense el proyecto se nombra “42 greenway”, destinado a transformar la avenida que lleva ese número en un ecosistema conectado con prestaciones para los ciudadanos.

El estudio de diseño danés Pinkcloud es el creador del proyecto, el cual prevé la colocación de un parque donde la misma comunidad sea su responsable, además de ser independiente y contar con elementos para una revitalización urbana.

Asimismo, busca incorporar un sistema de transporte eléctrico a lo largo de las once calles por las que atraviesa, donde además cada sección contaría con características únicas de cada bloque de acuerdo a su historia, conservando así la esencia y aportando al paisaje urbano.

Toda la calle sería una gran área verde, con elementos modulares de fácil mantenimiento acordes con los requerimientos de los habitantes, como celdas fotovoltaicas, puntos wifi, juegos para niños, dispositivos para recolección de lluvia y reciclado de desechos electrónicos, entre otros. Lo más llamativo es que se pueden cambiar dichos elementos de acuerdo con la temporada o un evento especial.

Una aplicación móvil, apunta Pinkcloud, conectará a los habitantes de la calle 42 para que puedan hacer sugerencias, reportar fallos y participar de forma activa en un espacio que pertenece a todos.

París, de Ciudad Luz a Ciudad Verde

Si el proyecto de Nueva York parece ambicioso, la capital francesa, París, lo convierte en una bagatela.

Resulta que el Gobierno de esa ciudad aprobó el plan «Paris Smart City 2050», que no busca transformar sólo una calle, sino toda la ciudad.

El proyecto a cargo de la firma de ingeniería Setec Batiment y el arquitecto Vincent Callebaut pretende reducir las emisiones contaminantes producidas principalmente por los gases de efecto invernadero en hasta un 75% hacia 2050.

Para este empeño se construirán grandes torres residenciales capaces de generar su propia energía eléctrica con celdas solares y escudos térmicos.

Toda el agua de lluvia será aprovechada con unas bombas «hidroeléctricas reversibles», que también serán impulsadas por energía creada a partir de las celdas fotovoltaicas y pequeñas torres eólicas ubicadas en toda la ciudad.

París tendría además parques verticales equipados con biorreactores de algas y torres de bambú con huertos integrados.

Las propuestas, que parecen tomadas de una historia fantástica, tienen como principal obstáculo a vencer el dinero necesario para llevarlas adelante.

Lo positivo radica en que las grandes ciudades del mundo, muchas veces causantes de grande niveles de contaminación, buscan revertir esta tendencia y crear un futuro seguro.

también te puede interesar