Ciencia y Tecnología

Estás en peligro si dejás abierta la sesión

Un truco de Gmail te permite salvar esta situación de vulnerabilidad

Gmail
Gmail |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Casi todos somos usuarios de servicios de correo en la web. ¿Y alguna vez no habés olvidado cerrar tu sesión? A todos nos ha pasado. Y si tenés un móvil, tablet u otro dispositivo que permita interconectarnos puede ser que hayás dejado  sesiones abiertas también en ellos. Incluso, puede que te la hayas dejado abierta una sesión en la laptop de un amigo. Estás vulnerable.

Pero este problema tiene solución. Sólo tenés entrar a tu cuenta en cualquiera de los dispositivos e ir a la bandeja de entrada. Una vez allí corre hacia abajo. Fijáte en la parte derecha  y verás en letra pequeñita una línea que dice  «información detallada». Hacé clic en el vínculo y se mostrará toda la actividad de tu cuenta detallando fecha, hora y desde cuál dispositivo se estableció el enlace.

Ahí no más tendrás la opción de cerrar cualquier sesión abierta en cualquiera de los dispositivos y terminar con la vulnerabilidad.

El siguiente problema lo hemos tenido todos: justo hemos enviado un correo y ahí no más nos damos cuenta que no debimos hacerlo. Nos rompemos la cabeza pensando en cómo podríamos devolverlo atrás. Parece imposible, pero Gmail nos ofrece una opción, pequeña, pero al menos una.

Sólo un par de condiciones. La primera, no tenés mucho tiempo para dar marcha atrás y la otra: si te sales de la página después de haber enviado el mensaje ya te fregaste. Así que inmediatamente debes ir a Google Labs y activarlo. Allí verás una información y dos opciones. La información se refiere a que tu mensaje ha sido enviado y las opciones son: “Deshacer” y “Ver el mensaje”. Por supuesto que debes elegir la primera.

Así que para dos problemas en Gmail tenés dos posibles soluciones. Usálas.

también te puede interesar