Ciencia y Tecnología

Tabletas para no dormir

Expertos aseguran que leer en tabletas o smartphones antes de ir a la cama afecta la calidad del sueño

Sueño y tabletas
El sueño se ve afectado por los dispositivos electrónicos | Georgi Kostadinov

Juan Raimundo Cervantes |

Tengo 25 años y soy un adicto a la lectura. No hay una noche que pueda conciliar el sueño sin antes leer al menos un poco de algún libro interesante.

Sin embargo, desde hace mucho tiempo no tengo en mis manos “libros”, en el sentido original de la palabra, de eso se ha encargado la tableta que me acompaña a casi todas partes con varias decenas de buenos títulos en formatos de eBook grabados en su tarjeta de memoria.

Hace unas horas, mientras rastreaba algo en la web, tropecé con un artículo que me removió las bases de una rutina que tenía por sana e inofensiva. Ahora resulta que leer en una tableta o smartphone antes de dormir perjudica el sueño, según un estudio publicado en la revista científica estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (también conocida por sus siglas, PNAS).

Aunque confieso que el “descubrimiento” no me satisface del todo (a causa de la referida costumbre), como buen pinolero me siento en el deber de alertar a mis compatriotas sobre el peligro.

La investigación señala que la luz de onda corta de los dispositivos electrónicos retrasa el sueño, empeora su calidad y causa somnolencia al día siguiente, sobre todo a los niños y adolescentes.

Según el artículo, en los últimos años cada vez se duerme menos y peor, y las nuevas tecnologías tienen parte de la culpa.

El texto explica que en la retina, junto a los fotorreceptores, se encuentran las células ganglionares, suerte de sensores que “avisan” al cuerpo si es de día o de noche y son muy sensibles a la luz de onda corta.

La información recogida por las ganglionares le sirve de referencia al sistema circadiano, el encargado de gestionar nuestros recursos en dependencia del momento de la jornada para un mejor aprovechamiento de la energía.

Un mal funcionamiento de este mecanismo puede provocar, además de problemas de sueño, obesidad o incluso cáncer, de acuerdo con los especialistas.

Investigadores del Brigham and Women’s Hospital, de Boston, indicaron que el sistema circadiano se altera cuando se leen libros electrónicos. Como parte de un experimento, observaron que los sujetos que leyeron en un iPad cuatro horas antes de irse a la cama por cinco noches consecutivas tuvieron más problemas para quedarse dormidos que los lectores de libros impresos.

Los individuos del iPad permanecieron menos tiempo en la fase REM del sueño, muy importante para el aprendizaje y el descanso, según numerosas fuentes especializadas.

De acuerdo con Anne-Marie Chang, investigadora de la Universidad Estatal de Pensilvania y líder del trabajo, la luz de estos aparatos, enriquecida en el rango azul de la onda, se proyecta directamente sobre la cara del usuario y provoca los efectos apreciados en el estudio.

Los investigadores consideran, además, que son necesarios nuevos análisis fisiológicos para comprender el impacto de la luz de las tabletas y smartphones en el aprendizaje y el desarrollo, en particular en los niños y adolescentes.

Expuesto el caso, solo me resta exhortar a preservar la salud, esa siempre es una prioridad. Pero si usted es de los que disfruta de los libros en cualquier formato, por favor, recuerde que la lectura es la mejor medicina para el pensamiento. Eso sí, cuídese, tenga en cuenta que todos los excesos son malos.

también te puede interesar