Ciencia y Tecnología

Conexión satelital, alternativa para llegar a Internet

Existen dispositivos tecnológicos hoy capaces de permitirnos surfear la Web en lugares recónditos del planeta, aunque todavía sus costos operativos son elevados

El iSavi
¿Es esta la antena parabólica más pequeña del mundo? El iSavi mide 17,9cm x 17 x 3. | BBC

Redacción Central |

Aunque todavía es muy caro para la mayoría de los bolsillos, conectarse a Internet desde lugares remotos o donde la infraestructura para lograr una conexión es inexistente, aunque sea un pequeño y habitado pueblo, es hoy posible.

Esta tecnología se basa en el uso de los satélites, según cuenta BBC en un reportaje.

El artículo detalla tres posibles vías donde la conexión a Internet estaría por debajo de los ¡mil 250 dólares!, una cifra astronómica para enviar cualquier mensaje.

Empero, no deja de ser interesante conocer estas vías para el establecimiento de comunicaciones en los lugares no invadidos por la tecnología.

En el desierto de Marruecos los entusiastas tecnológicos de la BBC probaron tres formas de conexión satelital.

La primera fue el iSavi, una antena parabólica de la compañía Inmarsat que es probablemente la más pequeña de su tipo.

Con un costo de mil 150 dólares, este equipo de 17,9 centímetros de alto, por 17 ancho y tres de largo puede utilizarse en un espacio fijo.

El aparato se conecta directamente con el satélite de la red Inmarsat que está justo encima y así permite utilizar Internet a través de una aplicación móvil. Permite enviar mensajes de texto y hacer llamadas con cualquier tipo de teléfono inteligente.

Asimismo, es posible crear una red Wifi que alcanza un radio de 30 metros. Aunque la conexión es lenta, de 200 a 300 kilobytes por segundo, la navegación por Internet es posible.

Otra vía probada por la BBC es la conexión satelital mediante una funda para teléfonos inteligentes nombrada SATcase. El aparato, valorado en mil 50 dólares tiene autonomía en tanto es capaz de emitir una señal de GPS gracias a que contiene una batería y un botón que envía las coordenadas de su portador. En caso de una emergencia puede tener sincronizado de forma previa a un receptor que reciba la señal de auxilio.

Finalmente probaron un teléfono satelital tradicional, cuyo coste ronde los mil dólares. Esta tecnología es aún muy cara para las llamadas, pues el costo por minuto está cercano a los ocho dólares, pero abarca una cobertura de 140 países, por tanto su uso puede darse en cualquier parte del mundo, prácticamente.

Las tecnologías de conexión satelital pueden ser usadas por personas que pasen mucho tiempo “en medio de la nada”, como los científicos que estudian a los animales en su hábitat natural y deseen ir salvaguardando sus datos de forma remota.

Asimismo, organizaciones y empresas que operen también en lugares alejados pueden servirse de estos aparatos. Lo cierto es que de seguir abaratándose los costos los modos de surfear la red de redes y de comunicarse a través de la voz tienen en esta tecnología una alternativa prometedora.

también te puede interesar