Ciencia y Tecnología

Joven sin corazón humano sale de hospital

Los cirujanos consideran que así lo mantienen funcional mientras se espera un órgano compatible

Stan Larkin
Stan Larkin, primer paciente sin un corazón humano |

Redacción Central |

Stan Larkin, de 24 años, es el primer paciente que sale de un hospital sin un corazón humano, tras tener implantado un aparato que realiza sus funciones en el centro cardiovascular de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

Según informó el portal Science Daily, el joven fue autorizado por sus médicos para pasar la Navidad con su familia en la casa.

El aparato llamado Freedom Driver pesa unos 6,5 kilógramos y ha sido diseñado para pacientes en riesgo de muerte por insuficiencia cardíaca en ambos ventrículos.

El corazón artificial está conectado a dos tubos en el pecho de Larkin que sobresalen por debajo de las costillas y se conectan a un compresor de 13 libras llevado en su mochila.

Es un aparato que proporciona una prolongación de la vida  a un joven que perdió el conocimiento a los 16 años mientras jugaba baloncesto y se le diagnosticó una displasia arritmogénica del ventrículo derecho, o DAVD, que causa la arritmia cardiaca y es también una de las varias causas de muerte cardiaca súbita en adultos jóvenes.

Durante años el joven tuvo un desfibrilador implantable que suministra impulsos eléctricos para mantener su corazón en marcha. «Un día se disparó 26 veces», dijo Larkin.

Y resulta que también su hermano menor, de 15 años,  Dominique Larkin, tiene la misma condición e igualmente tuvo que recibir un desfibrilador.

A diferencia de muchos fallos cardiacos, los efectos DAVD dañan a ambos lados del corazón, por lo que otro dispositivo más común era inadecuado para mantenerlo con vida, dijo el cirujano Jonathan Haft, de la Universidad de Michigan.

Con el tiempo, los corazones de ambos hermanos siguieron debilitándose. Stan Larkin apenas podía caminar hasta el coche, dijo.

El dispositivo es una solución temporal para ambos, es como, una bomba mecánica que actuará como un puente al trasplante», explicaron en la Universidad en alusión a la lista de tres mil pacientes que esperan en Estados Unidos por una operación de ese tipo.

también te puede interesar