Ciencia y Tecnología

El retorno del zorro de fuego

Mozilla Firefox, el navegador que marcó un antes y un después en la historia de Internet, arriba a una década de vida con la intención de retomar el primer lugar en la preferencia que un día le arrebató Google Chrome ¿Podrá lograrlo?

Firefox logo
Firefox logo |

Alejandro Guevara |

A poco de cumplir diez años de vida, Mozilla Firefox, el navegador que revolucionó Internet al desplazar a Internet Explorer hace un tiempo, presenta nuevas e interesantes características que hace pensar busca nuevamente el liderato en este campo.

Firefox, que arrasó a inicios de la pasada década en cuanto al uso en ordenadores, tuvo problemas desde que en 2008 Google presentó Chrome, con mejor rendimiento y velocidad, los puntos más débiles del zorro de fuego.

Aunque intentaron modernizarse con Firefox 4, fue una actualización que llegó tarde y con menos características de las esperadas. Hubo un período en el que en Mozilla daban la sensación de estar algo perdidos, sin saber qué hacer.

Pero últimamente ha dado un empujón importante y quiere volver a ser líder. Aunque quizás esta vez la razón principal no sea Firefox.

Y es que este proyecto de la fundación Mozilla no solo era un navegador para Internet. Según Mitchell Baker, presidenta de la empresa, era algo más emocional, un intento de ser diferentes, de promover la cultura abierta, de luchar contra la inamovibilidad y dominio de Internet Explorer.

Más o menos por las mismas fechas en las que Chrome superaba a Firefox, en Mozilla presentaban Boot2Gecko, el germen de un sistema operativo que busca sustituir las plataformas de desarrollo propietarias por una web abierta.

Precisamente por ahí es por donde Mozilla quiere resurgir, manteniendo la lucha por estándares abiertos y una Internet libre para todos, con la privacidad de los usuarios como un punto a defender.

Mozilla también ha sido muy vocal en la oposición a leyes como SOPA y PIPA que coartaban el uso de la web en todos sus órdenes, e incluso ha puesto en marcha proyectos en colaboración con Tor para luchar por la privacidad.

Ahora vuelve al primer plano en un momento perfecto. Por un lado, está el problema con las aplicaciones para móviles: si desarrollás una para Android, tenés que repetir todo el código en iOS. Peor, muchos de estos servicios ni siquiera están disponibles desde un ordenador. Si la batería del teléfono muere —como sucede siempre en el momento menos oportuno— y no tenés un ordenador a mano, nada de usar el servicio que tanto te gusta. Así sucedió durante mucho tiempo con Instagram.

Asimismo, crece la conectividad a Internet, lo que abre las puertas a anunciantes poco escrupulosos, y es imposible dejar de hablar de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos con el espionaje generalizado en la web, tal y como nos hizo saber Edward Snowden.

En cuanto a las compañías, Google no es tan abierto como dice ser, pues productos como Inbox o Google Now siguen por invitación, Apple se enfoca en la fidelidad de sus clientes, y Microsoft, a pesar de su apertura, no es tampoco el ejemplo virtuoso para confiar.

En resumen, hay un hueco para que los usuarios busquen privacidad en línea con una empresa que se preocupe por ellos y su seguridad. Algo así como un vigilante de Internet.

Mozilla bien podría aprovechar este momento. Empero, de seguro las otras compañías tampoco se van a quedar de brazos cruzados. Pronto podríamos ver otra batalla épica por el dominio de Internet.

también te puede interesar