Ciencia y Tecnología

Impulsores de la nanoscopia reciben el Nobel de Química

Gracias a sus inventivas es posible estudiar los detalles más pequeños de las células vivas

De izquierda a derecha, Eric Betzig, Stefan W. Hell y William E. Moerner, padres de la nanoscopia.
De izquierda a derecha, Eric Betzig, Stefan W. Hell y William E. Moerner, padres de la nanoscopia. | El Periodico

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Por el desarrollo de la nanoscopia, los científicos norteamericanos Eric Betzig y William E. Moerner y el alemán Stephan W. Hell recibieron el Premio Nobel de Química 2014.

El jurado, en un comunicado, señaló que sus investigaciones han superando las limitaciones del microscopio de luz, haciendo posible la microscopia óptica en la nanodimensión.

Durante mucho tiempo, la microscopía óptica estuvo condicionada por una supuesta limitación: nunca podría obtener una mejor resolución que la mitad de la longitud de onda de la luz, pero con la ayuda de moléculas fluorescentes, los laureados con el Nobel de Química 2014 lograron eludir ingeniosamente esta limitación.

En la fundamentación se destaca también que era imposible estudiar los detalles más pequeños de las células vivas y los galardonados desarrollaron dos métodos para conseguirlo.

Stefan Hell, de 51 años, descubrió la microscopía de alta resolución llamada STED (Stimulated Emission Depletion). Eric Betzig, de 54 años, y  William Moerner, de 61 años, crearon, cada uno por su lado, la microscopía monomolecular (single-molecule microscopy).

Ahora, en lo que se conoce como nanoscopía, los científicos vizualizan las vías de las moléculas individuales dentro de las células vivas.

Con las inventivas de los premiados es posible ver cómo las moléculas crean la llamada sinapsis, que es la relación funcional de contacto de las terminaciones entre las células nerviosas en el cerebro; pueden rastrear las proteínas implicadas en el Parkinson, el Alzheimer o la enfermedad de Huntington, mientras se agregan; o siguen proteínas individuales en los huevos fertilizados mientras estos se dividen en embriones, entre otros.

El estadounidense Eric Betzig, nacido en 1960, es doctor por la Universidad Cornell de Ithaca (Nueva York) y trabaja actualmente en el Instituto Médico Howard Hughes, de Ashburn (EE.UU.)

El alemán Stefan W. Hell, nacido en Rumanía en 1962, se doctoró en la Universidad de Heidelberg y dirige hoy el Instituto Max Planck de Química Biofísica, en Gotinga (Alemania), y el Centro Alemán de Investigación contra el Cáncer de Heildelberg.

El tercer premiado, el estadounidense William E. Moerner, nació en 1953 y, tras doctorarse como Betzig en la Universidad Cornell, trabaja en la Universidad de Stanford.

también te puede interesar