Ciencia y Tecnología

¿De dónde proviene la inteligencia?

La inteligencia sigue siendo uno de los grandes misterios de la biología humana

Cerebro humano
Cerebro humano |

Redacción Central |

La respuesta más lógica sería el cerebro, pero no se sabe a ciencia cierta en qué parte de la materia gris reside el intelecto ni qué hace a una persona más inteligente en comparación con otra.

Antes se pensaba que la cantidad de neuronas activas tenía relación directa con la inteligencia, después se le atribuyó a la cantidad de conexiones entre las células cerebrales, pero lo cierto es que el origen del intelecto es una de las grandes interrogantes del cuerpo humano.

El concepto de inteligencia no es universal y depende de la cultura de cada país. Expresa la capacidad de entender, asimilar y elaborar la información utilizándola para resolver problemas.

Existen inteligencias múltiples, es decir, que cada proceso mental puede tener diferentes grados de eficacia. Hay personas que son más aptas para la música, mientras otras tienen más cualidades para la ciencia, sin que esto signifique que una sea más inteligente que otra.

Esto significa que para ejecutar cada tarea entran en funcionamiento diferentes regiones del cerebro. Se sabe que la corteza cerebral y el hipocampo están involucrados en el pensamiento abstracto, pero no significa que carezcan de la intervención de otras regiones del cerebro.

Dependiendo de la tarea, se activan redes totalmente diferentes a lo largo de todo el cerebro. Si son de memoria se activa la parte frontal, si son tareas más visuales sería la parte posterior visual.

No se puede menospreciar el entrenamiento para hacer crecer la inteligencia con la que se nace. La corteza cerebral ya está formada al momento de nacer, pero gracias a la información que una persona va recibiendo conforme crece, la fortalecen y generan las conexiones neuronales.

La neurobiología actual sigue buscando la respuesta a la pregunta de dónde reside la inteligencia. Se sabe que una parte es heredada, pero que esta puede fortalecerse o atrofiarse con el entrenamiento, pero por el momento, sigue siendo uno de los grandes misterios de la biología humana.

también te puede interesar