Ciencia y Tecnología

Para enamorarse prima la afinidad de caracteres por sobre todas las cosas

Investigación echa por tierra el criterio de que en el amor los polos opuestos se atraen

Feliz Día del Amor y la Amistad
|

Redacción Central |

La Universidad de Colorado (EE.UU) asegura en un estudio que las personas tienden a escoger a compañeros sentimentales que poseen un ADN similar al suyo. Esta teoría traspasa lo meramente psicológico, pues la similitud entre los miembros de la pareja alcanza incluso el nivel molecular.

Se sabía que las personas eran propensas a unirse con otras de parecidas características, en las que sobresalen factores como la religión, la edad, la raza, los ingresos, el tipo de cuerpo y la educación.

A pesar de que muchas de estas cualidades son rasgos fenotípicos, o sea, que se encuentran vinculados (en parte) al ADN, esta es la primera ocasión en la que se corrobora una influencia directa de nuestro material genético en la selección de un compañero de por vida.

El descubrimiento establece las bases para futuros estudios sobre una posible semejanza genética también entre amigos y subraya el influjo de la química en el amor romántico.

también te puede interesar