Ciencia y Tecnología

Prueban afirmación de Darwin sobre capacidad animal para la música

Estudios científicos con varias especies demostraron la veracidad del planteamiento del científico inglés sobre la capacidad animal para apreciar los ritmos musicales

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Científicos estadounidenses revelaron durante la Conferencia anual para el Avance de la Ciencia celebrada en Chicago que pruebas realizadas con diferentes especies demostraron la veracidad del planteamiento del científico inglés Charles Darwin, sobre la capacidad animal para apreciar los ritmos musicales.

La profesora Patricia Gray de la Universidad de Carolina del Norte (sureste) relató su experiencia hace más de una década con un bonobo, estaba golpeando mecánicamente la vitrina de un zoo cuando el simio que estaba al otro lado respondió a su ritmo.

Intrigada, cambió varias veces el ritmo y el mono hizo lo mismo, por lo que la conducta del animal ante la música, la obligó a estudiar más de cerca esa capacidad auditiva para distinguir sonidos musicales.

Luego de varios años de investigación, la científica, comprobó que los humanos comparten con ese animal más del 98% de su ADN. Manifestó que «los bonobos son muy sensibles a los sonidos», y que había enseñado a varios, a marcar el compás en una batería.

Ese hallazgo motivó otros estudios con dos especies animales muy diferentes -las cacatúas y los lobos marinos- los cuales también han revelado una sorprendente capacidad de sincronizar sus movimientos de manera real con el ritmo de la música.

Intrigado al ver la capacidad de varias cacatúas para bailar al ritmo de la música, me percaté que nadie había investigado si otros animales tenían la misma facultad- afirmó Peter Cook, investigador de la Universidad de California, quien descubrió similar capacidad en un lobo marino.

El investigador  indicó en la conferencia que enseñó a un lobo marino a balancear su cabeza al ritmo de los sonidos musicales y el animal mostró que podía sincronizar sus movimientos con el ritmo de otros pedazos de música que no había escuchado antes.

Esos tres ejemplos sugieren que las capacidades musicales humanas podrían tener orígenes que compartirían con los animales, estima la profesora Gray.

Durante mucho tiempo «los científicos supusieron que los animales estaban desprovistos de estas capacidades y los estudios realizados estos últimos años con nuevos métodos y especies abren nuevas perspectivas», destacó el investigador Cook.

Las experiencias presentadas en la reunión científica destacan que Charles Darwin, el padre de la teoría de la evolución, podría tener razón cuando afirmaba que todas las criaturas son capaces de percibir y apreciar los ritmos musicales, una capacidad según él común a todos los animales.

Por su parte, Aniruddh Patel, profesor adjunto de psicología de la Universidad Tuft en Boston, valoró en la conferencia que «el hecho de escuchar o de sentir un ritmo musical implica la participación de numerosas regiones del cerebro y esta capacidad compleja parece ser única para el hombre y algunas otras especies».

también te puede interesar