Ciencia y Tecnología

Desaparecerán del mapa Estados enteros que quedarán bajo el mar para 2100

Las condiciones de vida en el planeta serán cada vez más difíciles debido al calentamiento global, si no se protege el medio ambiente

Ghoramara
Ghoramara, una pequeña isla que desaparece rápidamente debido al calentamiento global. | Dae Sung Lee

Redacción Central |

Las condiciones de vida en el planeta serán cada vez más difíciles debido al calentamiento global, si no se protege el medio ambiente

Debido al avance de los mares, para 2100 se prevé una significativa reducción en la cantidad de habitantes en la Tierra, la cual solo contará con 1.000 millones de estos, según indica un artículo del diario italiano La Repubblica basándose en datos de un informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU (IPCC), presentado la semana pasada en Estocolmo.

«Olas destructivas arrasarán varias ciudades costeras, y sus habitantes abandonarán las llanuras inundadas o desecadas huyendo de las enfermedades tropicales», agrega el diario, citado por Russia Today en la versión en español de su página digital.

«En los últimos 30 años, cada década ha sido más caliente que la anterior. En todo el planeta se derriten los glaciares. Cada tres años los mares le ganan un centímetro a la tierra firme. La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera está al borde de lo permitido: dentro de 10 años habremos sobrepasado los niveles considerados seguros, y las causas son el uso indiscriminado de combustibles y la deforestación», indica.

Desaparecerán del mapa estados enteros, como Maldivas, y el número de refugiados «ambientales» para el año 2050 alcanzará unas 200.000 o 250.000 personas.

A pesar de todo, existe una manera de evitar esta catastrófica situación. «Podemos lograr que la temperatura aumente solo un grado, pero para ello durante algunos años las emisiones de CO2 deben reducirse a la mitad. Actualmente la emisión de gases de efecto invernadero aumenta según el peor de los escenarios», señala el artículo.

«De no haber cambios en la producción de energía, la vida para los millones de personas que viven en las costas será muy difícil. Nueva York será azotada por huracanes como el Sandy. En la mayor parte de Florida tendrán que sustituir los coches por canoas», continúa.

Mientras, en «Australia las olas de calor provocarán prolongadas sequías. Entre las víctimas del calentamiento global también estarán las barreras de coral, que debido al incremento de las temperaturas y la acidificación del océano desaparecerán».

Como conclusión, los investigadores del IPCC advierten que a finales de siglo las condiciones de vida en el planeta serán cada vez más difíciles si no se toman ahora las medidas necesarias para proteger el medio ambiente.

también te puede interesar