Ciencia y Tecnología

Cuenta Nicaragua con moderno laboratorio para helicópteros

Tiene el propósito de mejorar los chequeos y mantenimiento del sistema de vuelos

Nicaragua cuenta con un laboratorio laboratorio
Cuenta Nicaragua con moderno laboratorio para helicópteros. | Internet

Redacción Central |

Tiene el propósito de mejorar los chequeos y mantenimiento del sistema de vuelos

Nicaragua cuenta con un moderno y desarrollado laboratorio radio-electrónico y electro-automático para helicópteros, ubicado en la base de reparaciones aéreas del Ejército, y que tiene el propósito de mejorar los chequeos y mantenimiento del sistema de vuelos, tanto militares como civiles.

Este laboratorio, que se estrenó hace nueve meses y cuenta con 24 bancos donde se encuentra cada parte del complejo sistema de vuelo, es considerado uno de los más modernos que existen en Latinoamérica, aseguró el jefe de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua, general de brigada Spiro José Bassi Aguilar, durante un recorrido por este laboratorio ubicado en la Fuerza Aérea de Nicaragua.

Bassi reveló que para su creación se invirtió 1.2 millones de dólares. También dijo que esto ha sido posible con el apoyo de la Comandancia General y del Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, quienes han hecho gestiones y han logrado que se tecnifique cada vez más el mantenimiento de los equipos de vuelos, detalló Bassi, citado por Canal 15.

Explicó que esta unidad es de vital importancia para que los medios aéreos y la tripulación puedan cumplir sus misiones con total seguridad.

Por su parte, el coronel Mario Jirón, jefe de la Base de Reparaciones Aéreas, explicó que las aeronaves están sometidas a una inspección periódica todo el tiempo, vuelen o no vuelen.

Por ejemplo, cada 25 horas de vuelo se les somete a un volumen de trabajo menor; cada 50 horas, 100 horas, 200 horas y 300 horas, lo que significa que entre más horas de vuelo, mayor volumen de los trabajos de mantenimiento, aseveró Jirón.

El capitán Salvador Alvarado, primer técnico de equipos electro-automáticos, explicó que el funcionamiento principal de estos aparatos de fabricación rusa, es controlar el trabajo de cada uno de los sistemas que están en el helicóptero y en los aviones.

Su mantenimiento en el laboratorio nos permite controlar la seguridad de la aeronave y de las personas que abordan la aeronave y los distintos traslados que se realizan, manifestó Alvarado.

Uno de los sistemas más familiares en este recorrido por el laboratorio es la denominada «caja negra», que realmente no es de ese color, sino de un color azulado. El teniente coronel Fernando Aldana, jefe del Departamento de equipos radio-electrónicos de la Fuerza Aérea, explicó que se trata de una grabadora, de impulsos y voces, creada con un material especial resistente a las altas temperaturas y a los golpes.

Este es un equipo grabador, que graba todas las conversaciones de las comunicaciones que tienen tanto la tripulación como los puestos de mando del Ejército, y es importante porque con ese sistema se puede determinar diferentes situaciones que se puedan presentar, como accidente aéreos, agregó.

también te puede interesar