Ciencia y Tecnología

Vinculan profecía de Nostradamus con cataclismo para junio de 2012

El célebre erudito francés pronosticó en su libro Centurias un desastre natural para este mes, que muchos intentan vincular con una posible explosión en la Gran Caldera de Yellowstone, Estados Unidos, el volcán más grande de América

Gran Caldera de Yellowstone
El célebre erudito francés pronosticó en su libro Centurias un desastre natural para este mes, que muchos intentan vincular con una posible explosión en la Gran Caldera de Yellowstone, Estados Unidos, el volcán más grande de América | Internet

Redacción Central |

El célebre erudito francés pronosticó en su libro Centurias un desastre natural para este mes, que muchos intentan vincular con una posible explosión en la Gran Caldera de Yellowstone, Estados Unidos, el volcán más grande de América

Michel de Notre-Dame fue el nombre del célebre médico y adivino que gozó de gran renombre en el siglo XVI, y que aun hoy no ha sido olvidado. Lo conocemos mejor como Nostradamus, un ser que según cuenta la historiografía desde niño demostró sorprendentes aptitudes para las matemáticas y la astronomía. Fue un verdadero erudito, además de médico notable. Y sus ocupaciones como médico no le obstaculizaron dedicarse a sus verdaderas pasiones: la astronomía y astrología.

Nostradamus estudiaba los astros para realizar sus profecías. Hacía predicciones cuyo contenido venía «de forma natural», según él mismo confesara. En el prefacio de su libro «Centurias» escribió: «Yo presento un juego de mil oscuras rimas, que descubren y ocultan lo que brotará del futuro».

En esta famosa obra, motivo de interés de curiosos y estudiosos a lo largo de los siglos, Nostradamus presenta cien rimas de cuatro líneas cada una. Los cuartetos no están ordenados cronológicamente. Las predicciones, calculadas en su mayor parte astrológicamente, alcanzan sin embargo hasta el año 3797.

En la «Centuria IX», el adivino anuncia un gran cataclismo para el mes de junio, aunque no describe específicamente el año 2012. Pero sí menciona posiciones planetarias, concretamente el Sol dentro de los 20 grados de la Constelación de Tauro, y según esos datos más algunas otras interpretaciones, se deduce que se trata de junio de 2012.

La cuarteta que ha causado revuelo es la número 83 de la novena Centuria. Ese texto dice: «Sol veinte de Tauro tan fuerte tierra tiembla, El gran teatro repleto arruinará, El aire cielo y tierra oscurecidos y perturbados, Cuando al infiel Dios y santos arrollarán».

Desde el 11 de junio de 2012, Júpiter se instaló en un signo de Aire, Géminis, y según la astrología, este significa una dualidad climática que podría aumentar la posibilidad de grandes sorpresas y contratiempos, como movimientos telúricos de gran intensidad durante el año en curso.

Es por eso que la profecía de Nostradamus para este mes está siendo vinculada con el volcán más grande que existe en América: la Caldera de Yellowstone, en Estados Unidos. Allí los científicos han encontrado evidencias de una actividad volcánica superior a todo lo conocido. Fue en ese lugar donde ocurrió una explosión 620,000 años atrás que cambió dramáticamente la faz del continente.

Estimados actuales concuerdan que si volviera a ocurrir una explosión de esa magnitud, la onda de choque devastaría la vida en Norteamérica, además de sumir al resto del planeta en un invierno nuclear.

Los geólogos más atrevidos argumentan que no es descabellado esperar una súper explosión del temido volcán en cualquier momento, declaraciones que han vinculado muchos con las profecías de Nostradamus.

En cambio, fuentes científicas insisten en que la relación entre los eventos mundiales ocurridos, y las descripciones de Nostradamus, no obedecen a otra cosa más que a traducciones e interpretaciones tendenciosas, ya que no existen pruebas fehacientes de que sus predicciones se hayan cumplido.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Cuarto Poder)

también te puede interesar