Ciencia y Tecnología

Rata pícara y «venenosa”

La revista de la academia de ciencias británica, Proceedings of the Royal Society, destaca la existencia de una especie que se unta veneno en su cuerpo para evitar a sus depredadores

Lophiomys imhausi
Un sorprendente estudio revela que existe una especie de rata que, para protegerse de los ataques de sus depredores, utiliza una mezcla tóxica sobre su cuerpo. | Internet

Redacción Central |

La revista de la academia de ciencias británica, Proceedings of the Royal Society, destaca la existencia de una especie que se unta veneno en su cuerpo para evitar a sus depredadores

Un sorprendente estudio revela que existe una especie de rata que, para protegerse de los ataques de sus depredores, utiliza una mezcla tóxica sobre su cuerpo.

La revista de la academia de ciencias británica, Proceedings of the Royal Society, informa que se trata de la rata de crin, o rata crestada africana (Lophiomys imhausi), que mastica las raíces y la corteza de un árbol altamente tóxico para luego untársela.

El veneno se obtiene de un árbol cuyo nobre científico es Acokanthera schimperi y que ha sido tradicionalmente utilizado en África para matar elefantes.

La rata crestada vive en el noreste del continente africano, donde la población la considera venenosa y difunden rumores sobre perros domésticos que, al intentar comerla, mueren.

Este comportamiento del roedor resulta altamente llamativo porque solo ahora se conoce que el animal utiliza plantas para obtener las toxinas.

Cuando no se encuentra en peligro, la rata crestada se ve simplemente como un roedor de color gris. En cambio, cuando es atacada por leopardos o chacales, pone en práctica su estrategia. Como es sumamente lenta, en lugar de huir, enfrenta al depredador mostrándole su pelaje, ahora de rayas blancas y negras, producto de las tóxinas.

Un científico de la Universidad de Oxford, implicado en el estudio, recordó que el único animal conocido que utiliza una estrategia similar es el puerco espín, que mata un sapo venenoso y luego unta la sustancia tóxica de las glándulas del anfibio en sus espinas, aunque, a diferencia de la rata crestada, no es letal para sus depredadores.

también te puede interesar