Ciencia y Tecnología

Nucleobases del más allá

Expertos confirman que los bloques de construcción del material genético de los seres vivos llegó y llega al planeta Tierra transportado por meteoritos

Meteorito
Una nueva investigación indica que ciertas nucleobases llegaron (y llegan) a la Tierra a partir de fuentes extraterrestres, por medio de ciertos meteoritos y en una mayor diversidad y cantidad de lo que se pensaba previamente. | Internet

Redacción Central |

Expertos confirman que los bloques de construcción del material genético de los seres vivos llegó y llega al planeta Tierra transportado por meteoritos

Una nueva investigación indica que ciertas nucleobases llegaron (y llegan) a la Tierra a partir de fuentes extraterrestres, por medio de ciertos meteoritos y en una mayor diversidad y cantidad de lo que se pensaba previamente.

La sospecha de este resultado existe desde la década de 1960, pues los científicos han estado tratando de encontrar pruebas de que las nucleobases (bases nitrogenadas) que constituyen los bloques de construcción de nuestro material genético, vinieron a la Tierra en meteoritos.

Durante este medio silgo de pesquisas se ha podido descubrir que los aminoácidos, que forman proteínas al enlazarse, existen en el espacio y han llegado a veces a nuestro planeta traídos por las condritas carbonáceas, una clase de meteoritos ricos en materia orgánica existentes en todo el sistema solar.

Pero ha sido difícil demostrar con igual solidez que las nucleobases encontradas en las muestras de meteoritos no se deben a una contaminación bioquímica de origen terrestre.

El equipo que ha realizado la nueva investigación, liderado por Jim Cleaves, del Laboratorio Geofísico del Instituto Carnegie, Estados Unidos, utilizó técnicas avanzadas de espectroscopia para purificar y analizar las muestras de 11 condritas carbonáceas distintas y un meteorito de una clase muy rara con un tipo diferente de composición química.

Para todos esos meteoritos, excepto dos, ésta es la primera vez que han sido examinados buscando en ellos nucleobases. Los resultados fueron los siguientes: dos de las condritas carbonáceas contienen una gran variedad de nucleobases y de compuestos que son estructuralmente similares, los llamados análogos de nucleobases.

Muy significativo resulta el hecho de que tres de estos análogos de nucleobases son muy raros en la biología terrestre. Es más, no se encontraron concentraciones significativas de estos análogos en las muestras del terreno ni en las de hielo de las zonas donde fueron recogidos los meteoritos.

El hallazgo de compuestos de nucleobases que no se encuentran normalmente en la bioquímica de la Tierra apoya el origen extraterrestre. A su vez, el equipo demostró su conclusión con experimentos para reproducir nucleobases, así como análogos de nucleobases, usando las reacciones químicas de compuestos que son comunes en el espacio. ¿Qué ocurrió?: sus nucleobases sintetizadas en laboratorio son muy similares a las encontradas en las condritas carbonáceas.

Por tanto, las conclusiones de la investigación señalan que las primeras formas de vida en la Tierra pudieron formarse a partir de materiales extraterrestres transportados a nuestro mundo por meteoritos.

también te puede interesar