Ciencia y Tecnología

Menos carne para evitar gases de efecto invernadero

Ahora un grupo de científicos austríacos asegura que consumir menos carne reduce en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero

Efecto invernadero
Muchas son las medidas divulgadas para evitar la emisión de gases de efecto invernadero y, por ende, el aumento del agujero en la capa de ozono y sus nefastas consecuencias para la vida en la Tierra. Sin embargo, acaba de aparecer otra causa, algo "singular” en este contexto investigativo. | Internet

Redacción Central |

Ahora un grupo de científicos austríacos asegura que consumir menos carne reduce en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero

Muchas son las medidas divulgadas para evitar la emisión de gases de efecto invernadero y, por ende, el aumento del agujero en la capa de ozono y sus nefastas consecuencias para la vida en la Tierra. Sin embargo, acaba de aparecer otra causa, algo «singular» en este contexto investigativo.

Resulta que la dieta vegetariana y la disminución del consumo de la carne permitiría reducir un 30% las emisiones de los gases de efecto invernadero, que son una de las causas principales del calentamiento global, afirman científicos de la Universidad Tecnológica de Viena, Austria.

«La gente, en vez de comer hortalizas, prefiere salchichas y otros productos cárnicos, con lo cual mata a sí misma y también a la naturaleza. Una dieta sana permitiría reducir los gastos energéticos y abonar menos los campos sembrados. Además, disminuirían un 30% las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero», señalaron.

Según cálculos de los autores del estudio, la renuncia a la carne permitiría reducir las áreas sembradas por habitante en Austria desde los actuales 3,6 mil kilómetros cuadrados hasta 2,6 mil.

Las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura equivalen a unos 890 kilogramos CO2 por persona al año actualmente. Con la introducción de la dieta sana disminuirían hasta 580 kilogramos.

El consumo de la energía en la fabricación de alimentos se reduciría de 1.100 kilovatios/ hora por persona al año hasta 700 kilovatios/ hora.

El efecto invernadero permite mantener en la superficie de la Tierra las condiciones en que pudo surgir y desarrollarse la vida orgánica. De no existir tal efecto, la temperatura media en la superficie del globo terrestre sería mucho más baja de lo que es ahora.

Pero con el aumento de la concentración de los gases en cuestión, aumenta la impermeabilidad de la atmósfera para los rayos infrarrojos, lo que origina la subida de la temperatura y el calentamiento global.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar