Ciencia y Tecnología

Papas fritas, una droga de estos tiempos

Un estudio asegura que el consumo excesivo de este alimento se debe a una adicción similar a la que ocurre con drogas como la marihuana

Papa frita
La experiencia es conocida: nadie en el mundo es capaz de probar sólo una papa frita y retirarse con el gusto aceitoso y salado en el paladar. El cuerpo pide otra y otra, y el plato de papas fritas desaparece en pocos minutos. | Internet

Redacción Central |

Un estudio asegura que el consumo excesivo de este alimento se debe a una adicción similar a la que ocurre con drogas como la marihuana

La experiencia es conocida: nadie en el mundo es capaz de probar sólo una papa frita y retirarse con el gusto aceitoso y salado en el paladar. El cuerpo pide otra y otra, y el plato de papas fritas desaparece en pocos minutos.

Hasta ahora parecía sólo una cuestión de gusto o de placer. Sin embargo, se ha descubierto que hay una razón química bien precisa que hace aparecer a las papas fritas, y otras comidas chatarras, como una verdadera droga.

Pero la culpa por darse un atracón de papas fritas ya no será atribuible a la falta de voluntad, sino a una razón química que convierte esta «comida chatarra» en una droga con todas las consecuencias de la dependencia, según revela un estudio científico italo-estadounidense.

Las grasas contenidas en estas comidas inducen al estómago a producir drogas naturales, similares a la marihuana, los endocannabinoides, que encienden la señal de «no pares», o sea el deseo irrefrenable de seguir comiendo

Esa fue la conclusión a la que llegó el equipo médico encabezado por el italiano Daniele Piomelli, de la Universidad de Irvine, Estados Unidos. La investigación está publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El descubrimiento parece reforzar la idea de la comida como droga, que explota los mismos mecanismos neuronales de las drogas para hacerlos caer en la red de la adicción.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

 

también te puede interesar