Ciencia y Tecnología

Fumar incrementa riesgo de esclerosis múltiple

Los resultados sugirieron que los fumadores con altos niveles de una proteína que protege contra un virus común del herpes eran dos veces más propensos que los no fumadores

Fumar
Fumar incrementa riesgo de esclerosis múltiple | Internet

Redacción Central |

Los resultados sugirieron que los fumadores con altos niveles de una proteína que protege contra un virus común del herpes eran dos veces más propensos que los no fumadores

Fumar podría incrementar la probabilidad de sufrir esclerosis múltiple en las personas que tienen otros factores de riesgo del desorden neurológico, dijeron investigadores.

Los resultados sugirieron que los fumadores con altos niveles de una proteína que protege contra un virus común del herpes, llamado Epstein-Barr, eran dos veces más propensos que los no fumadores a contraer esclerosis múltiple (EM), según escribieron en la edición online de la revista Neurology.

Estudios previos habían indicado que el hábito de fumar y la presencia de la proteína que combate al virus eran factores de riesgo independientes. Por eso, esta investigación analizó cómo ambos podían estar asociados, dijo Claire Simon, de la Harvard University, en una entrevista telefónica.

Encontramos que la asociación era más fuerte en las personas que fumaban, en comparación con las que no, sostuvo Simon.

El estudio no halló relación entre el hábito de fumar y un gen relacionado al sistema inmune llamado HLA-DR15, que se cree que es otro factor de riesgo de la EM, agregó.

Estudiar los factores de riesgo potenciales simultáneamente podría ofrecer claves acerca de cómo ciertas personas contraen la enfermedad y otras no, explicó Simon.

La esclerosis múltiple es una condición incurable que afecta a más de 1 millón de personas en todo el mundo. La enfermedad puede causar síntomas leves en algunas personas y discapacidad permanente en otras.

Los síntomas pueden incluir entumecimiento o debilidad en uno o más miembros, pérdida total o parcial de la visión, cosquilleo, dolor y temblores, entre otros.

El equipo de Simon analizó la información de 442 personas con EM y 865 sin la enfermedad, todas las cuales eran participantes ya sea del Nurses Health Study, en Estados Unidos, del MS Study de Tasmania y del MS Study de Suecia.

Los especialistas determinaron si los pacientes tenían alguno de los potenciales factores de riesgo y diferenciaron si tenían antecedentes de tabaquismo.

Los investigadores dijeron que hallaron una asociación consistente entre la EM, el hábito de fumar y la respuesta inmunológica del cuerpo al virus Epstein-Barr en las tres regiones geográficas distintas.

también te puede interesar