Ciencia y Tecnología

Fenómeno «El Niño» agudiza variaciones del clima en América

Emisiones de CO2 de países industrializados aumentan temperatura

Redacción Central |

Emisiones de CO2 de países industrializados aumentan temperatura

El fenómeno climático «El Niño», que suele alterar de cada 2 a 7 años los sistemas atmosféricos del continente americano, ha variado intensamente los registros meteorológicos en varios países y desencadenado emergencias.

En el norte del continente, en Vancouver, Canadá, el poco frío y nieve obligó a los organizadores de los Juegos Olímpicos de Invierno a postergar algunos eventos de esquí, las cálidas temperaturas, con mínimas de 8 centígrados, transformaron a la pista de la montaña Whistler en un tobogán de nieve derretida.

En Estados Unidos, los habitantes de Nueva York y Washington fueron tapados bajo aluviones de nieve que obligaron a cerrar escuelas, oficinas del gobierno federal y la sede de Naciones Unidas. Además, los vuelos hacia Nueva York también sufrieron cambios, debido a la inestabilidad del clima.

Al mismo tiempo, a miles de kilómetros de allí, en Río de Janeiro, sus habitantes vivían su peor ola de calor en 50 años, con temperaturas superiores a las del desierto del Sahara, según los servicios meteorológicos brasileños.

El martes 9 de febrero ninguna parte del planeta superó los 46,3ºC registrados en Río, salvo Ada, una ciudad situada en el este de Ghana, en África, donde se registró una temperatura 2ºC más alta, según datos de la Organización Mundial de Meteorología.

Las lluvias que llevan dos meses cayendo en el estado brasileño de Sao Paulo, cerca de Río de Janeiro, ya mataron a más de 70 personas, otras 10 personas murieron en Bolivia, donde un diluvio afectó a 22 mil familias y dañó grandes extensiones de campo.

En Perú, las autoridades tuvieron que enfrentar graves inundaciones que aislaron sus famosas ruinas incaicas de Machu Picchu, obligando a evacuar por aire a dos mil 200 turistas bloqueados el mes pasado.

En Argentina, el estado de emergencia fue declarado en Buenos Aires por temor a que el río Paraná se desbordara.

Pero toda esta alteración climática en diferentes partes del continente no son únicamente culpa del fenómeno natural, las causas van más allá, pues los científicos han indicado que el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2), proveniente en su mayoría de los países industrializados, provocó la intensificación del fenómeno y el consecuente aumento de la temperatura global.

también te puede interesar