ALBA-TCP

ALBA: lento y limitado avance en negociaciones sobre cambio climático

Mostraron su preocupación por la incidencia de ello en los acuerdos a alcanzar en la Cumbre de Durban, Sudáfrica y afirmaron que NO consideran esa Cumbre como la tumba del Protocolo de Kyoto

Protocolo de Kioto
El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global. | Internet

Redacción Central |

Mostraron su preocupación por la incidencia de ello  en los acuerdos a alcanzar en la Cumbre de Durban, Sudáfrica y afirmaron que NO consideran esa Cumbre como la tumba del Protocolo de Kyoto

Al finalizar las reuniones de negociación bajo el Tratando Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, efectuadas en Bagkok, Tailandia, del 4 al 8 de abril en curso, los Jefes Negociadores de Bolivia, Cuba, Ecuador, Dominica, Nicaragua y Venezuela, miembros del Grupo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), expresaron su preocupación ante el lento y limitado avance registrado y en la incidencia que ello puede tener para los resultados que se aspira alcanzar en Durban, Sudáfrica.

Nuestros países, señalaron, «han venido dispuestos a trabajar en pro de una agenda y programa de acción que nos permita acordar un segundo período de compromisos en el Protocolo de Kioto para la reducción de emisiones de los países del Anexo I, acorde con lo establecido por la ciencia.   Esa es la meta principal de este proceso con varios anos de duración, y afirmaro, que es la única meta objetiva para combatir al cambio climático y evitar perdidas de vida humana, extinción de especies e incluso la desaparición de estados».  

Enfatizaron que «un segundo periodo de compromiso, real, ambicioso y respaldado por la voluntad política indispensable, es un mensaje por la vida a nuestro planeta, es un mensaje que demandamos sea expresado de manera clara por los países desarrollados a sus respectivos pueblos y al mundo» y  afirmaron que «ese mensaje, basado en obligaciones contraídas y en las responsabilidades históricas por el calentamiento global, no ha sido pronunciado en Bangkok».  

Los seis países del ALBA reiteraron su decisión unívoca de trabajar juntos para asegurar  que esa meta sea cumplida.  Señalaron además que «no claudicaremos en nuestro empeño y no concebimos a Durban como la tumba del Protocolo de Kioto.  Tampoco accederemos a un nuevo régimen más débil y voluntario, con menor exigencia para los países desarrollados y con obligaciones nuevas para los países en desarrollo.»   

Los seis países afirmaron que defenderán «un proceso de negociación multilateral sujeto a la decisión de todos los Estados Parte, transparente, inclusivo y respetuoso de los principios del multilateralismo». En dicho sentido, rechazaron «la repetición de escenarios, como Copenhague, en los cuales el proceso multilateral fue conducido sin apego a los mismos y cuyos resultados, como el de la desconfianza en el proceso, aun nos encontramos subsanando».

Los países de la ALBA refrendaron su «decisión para trabajar constructivamente en dirección al objetivo perseguido, así como en la implementación del Plan de Acción de Bali a través de resultados igualmente ambiciosos en el grupo de trabajo de cooperación a largo plazo».

Asímismo, exhortaron «a los países desarrollados a una ejemplar acción política que enorgullezca a las generaciones futuras y que nos guíe para que la CMP7 sea recordada como el lugar donde el mundo se dio las manos».  Durban, Sudáfrica, dijeron, «debe ser el escenario de un Protocolo de Kioto fortalecido a través de su segundo periodo de compromiso, no admitimos presenciar allí su conclusión».

Finalmente, los representantes de los países del ALBA en estas reuniones de trabajo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático desarrollada en Bangkok, Tailandia, expresaron su indignación en solidaridad con el gobierno y el pueblo de la hermana República del Ecuador ante el impasse diplomático con la Embajadora de Estados Unidos en Ecuador. Felicitaron al Presidente Correa y al Canciller Ricardo Patiño por la integridad demostrada en su deber de preservar la dignidad y soberanía del Ecuador. Esta voluntad del pueblo ecuatoriano se enmarca en la lucha continua en la región para con su democracia e integridad.

también te puede interesar